Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala E, 28 de Agosto de 2020, expediente CIV 070481/2012/CA001

Fecha de Resolución28 de Agosto de 2020
EmisorCamara Civil - Sala E

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

E

X. 70481/12

G.G. T. C/ L.

V. SRL S/ DAÑOS Y PERJUICIOS

(J. 98).

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a días del mes de agosto de dos mil veinte reunidos en acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil S. "E"

para conocer en el recurso interpuesto en los autos caratulados: “G.G. T.

C/ L.

V. SRL S/ DAÑOS Y PERJUICIOS

, respecto de la sentencia corriente a fs. 906/926 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿La sentencia apelada es arreglada a derecho?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: S.. Jueces de Cámara Dres. RAMOS FEIJÓO.

RACIMO.

El Señor Juez de Cámara Doctor RAMOS FEIJÓO dijo:

I.M.G., S.P.M. y G.T.G., por sí; además, estos dos últimos en representación de su hija J.G., entonces menor de edad; y S. P.

M. en representación de su hijo S.M. demandaron a L.

V. S.R.L, M.G.C.,

T.A.S. y A.d.S.S. la reparación de los daños y perjuicios derivados del accidente de tránsito ocurrido el 7 de junio de 2012, aproximadamente a las 10 horas, en el ramal P. del acceso norte. Solicitaron la citación en garantía de Nación Seguros S.A.

Según relataron, M. circulaba en compañía de J. y S. a bordo del automóvil marca Chevrolet, modelo Corsa, dominio GFE-893, por el ramal P. del acceso norte de la ruta concesionada a la codemandada A.

del S. S.A. Se desplazaban a 60 kilómetros por hora, por detrás de otro vehículo que obstaculizaba la visión hacia adelante y con el que mantenían una distancia de 2 segundos. Al llegar al kilómetro 55,50, el referido vehículo se abrió hacia el carril izquierdo, por lo que apareció ante la visual del conductor del Corsa un camión con acoplado que se encontraba detenido sobre el carril derecho. Como no pudieron desviarse hacia la izquierda, por la circulación de otros vehículos, ni tampoco tuvieron tiempo Fecha de firma: 28/08/2020

Alta en sistema: 02/09/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

12844047#265491344#20200826090632040

para frenar, embistieron la parte trasera del semirremolque marca P.F., modelo FT PB NP2, dominio BEU-242, de propiedad de T. A.

S.A., traccionado por el camión marca M.B., modelo 1114,

dominio WGQ-807, perteneciente a L.

V. S.R.L. y conducido por M.G.C.

El Sr. juez de primera instancia hizo lugar a la demanda y condenó a los emplazados a abonar las sumas de $545.000 a J.G.,

$2.120.000 a M.G., $1.212.000 a S.M., $40.000 a G.T.G. y $40.000 a S.

P. M., más los intereses y las costas del proceso. Hizo extensiva la condena a la aseguradora citada en garantía.

El pronunciamiento fue recurrido por la parte actora, A. del S.

S.A., Nación Seguros S.A. y la Sra. Defensora Pública de Menores e Incapaces. Los actores expresaron agravios a fs. 1008/1015 y la codemandada a fs. 1020/1028. El recurso interpuesto por la citada en garantía fue declarado desierto a f. 1042 y la Sra. Defensora Pública de Menores e Incapaces de Cámara a fs. 1044/1050 sostuvo y,

consecuentemente, fundó el recurso interpuesto por el Ministerio Público de la anterior instancia.

II.- La codemandada A.d.S.S. se agravia de la responsabilidad que le endilgó el sentenciante. Considera que la responsabilidad de las concesionarias viales debe analizarse a la luz de lo dispuesto por el art. 1109 del Código Civil.

En la sentencia de fs. 906/926, el señor juez de primera instancia aplicó las normas concernientes a la Ley de Defensa del Consumidor, analizó las constancias probatorias aportadas y dado que la recurrente no había aportado elementos que acrediten lo contrario, sostuvo que dicha parte había incumplido con la obligación de seguridad que pesa sobre ella y le imputó la responsabilidad consiguiente.

Más allá de la fundamentación que efectúa a lo largo de su presentación, lo cierto es que la cuestión ya ha sido decidida en sentido opuesto por nuestro más Alto Tribunal apartándose de su anterior posición.

En efecto, en la causa B-606 XXVI, “B.I.d.C.P. de c/ Provincia de Buenos Aires y/u otros” del 7-11-06 (ver considerando 3°), decidió que al abonar el usuario un canon por la utilización del Fecha de firma: 28/08/2020

Alta en sistema: 02/09/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

12844047#265491344#20200826090632040

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

corredor vial lo vincula con el concesionario una relación de consumo. Y

esta S., a partir de la sentencia dictada en autos “L., V.C.c.C.O.S. s/ daños y perjuicios” (causa 479.504 del 17-9-07), varió su anterior postura jurídica y consideró de aplicación a los supuestos de accidentes acaecidos en rutas concesionadas el mencionado criterio establecido por nuestro máximo tribunal. Ello establecido, es claro entonces que existe un deber de seguridad del prestador del servicio hacia el usuario que ha sido ilustrada y exhaustivamente desarrollado por el Dr. Racimo en el precedente recién citado “L.” y a cuyas consideraciones me remito para no incurrir en repeticiones innecesarias.

De todas maneras, señaló mi colega que al existir un contrato entre el prestador de servicios y el usuario bajo la protección de la relación de consumo, resulta claro ahora que existe un deber de seguridad que incumbe a aquél y que alcanza a la protección contra los riesgos que puedan afectar la salud y la seguridad del consumidor (Farina, Defensa del consumidor y del usuario, 3a. ed., Buenos Aires, pág. 24 y 181) y cuyo incumplimiento genera, en principio, una responsabilidad objetiva.

Y continuó: “Ahora bien, esta idea de garantía no significa que el concesionario se convierta en un asegurador contra todo daño que pueda recibir el usuario. No se presentan en estos casos la nitidez relativa de las obligaciones específicas definidas en los contratos tradicionales por lo cual resulta necesario determinar -con la ayuda del concepto de previsibilidad aludido en Bianchi- cuáles son las obligaciones genéricas y concretas que emanan del concesionario de la autopista respecto del usuario. Es que solo se podrá saber si hay relación causal entre el daño y el incumplimiento del contrato si se reconocen cuáles son las obligaciones que emergen de la relación de consumo en cada caso. El deber de seguridad -expandido como categoría básica (art. 5 ley 24.240)- debe ser especificado a través del tamiz del art. 902 del Código Civil porque de otro modo se impondrían al concesionario daños que no se encuentran causalmente vinculados con el deber de seguridad que surge de su relación con el usuario y su grupo familiar o social”.

Fecha de firma: 28/08/2020

Alta en sistema: 02/09/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

Establecido que el usuario de la concesión vial tiene un derecho fundamental a la protección de su seguridad y de su integridad física que recae sobre el concesionario, el paso lógico consiste en delimitar cuáles son las obligaciones que razonablemente se derivan de este deber de seguridad de acuerdo con el principio constitucional de la relación de consumo

.

Las obligaciones del concesionario de autopista se encuentran esencialmente regidas por el contrato de obra pública y no por la concesión de servicios públicos (ver J.C.C., “La responsabilidad de los concesionarios viales”, pub. en LL del 1-11-06) y su objetivo primario consiste habitualmente en la construcción o reconstrucción de un trayecto de ruta para su uso por vehículos automotores y en la habilitación de esa vía para su circulación sin dificultades”.

Además de la carga de efectuar un diseño de los corredores viales que no ofrezca peligro para los usuarios, como advierte mi colega “...la concesión incluye -como se señala en el considerando 4º de Bianchi-

un conjunto de obligaciones referentes a la prestación de servicios al automovilista. El servicio central que presta la concesionaria es el control de la vía asfáltica de modo permanente con la consiguiente obligación -en miras a la seguridad del usuario- de desplegar una actividad continua para evitar daños. Ello implica una garantía legal referente al control presunto de la vía asfáltica en favor del consumidor y de su grupo familiar y social.

Derivados de ese servicio esencial se encuentran actividades permanentes tales como el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR