Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 7 de Diciembre de 2016 (caso G., G. N.Y OTRO c/ H. D. M. C. R. s/FILIACION)

Fecha de Resolución: 7 de Diciembre de 2016
Emisor:Camara Civil - Sala G
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G 44798/2016 G. G. N. Y OTRO c/ H. D. M. C. R. s/FILIACION Juzgado 85 - Sala G - Expediente N° 44798/2016 Buenos Aires, de diciembre de 2016.- CO VISTOS

Y CONSIDERANDO:

  1. Vienen las presentes actuaciones para su conocimiento en virtud de la apelación interpuesta por la actora contra la resolución de fs. 47 por la cual el juez a quo se declaró incompetente para entender en los presentes obrados y ordenó el desglose de la documentación acompañada a fin de que la peticionaria ocurra ante la jurisdicción que corresponda.

    Sus agravios obran a fs. 53/60.

    A fs. 67 y fs. 69/70 lucen los respectivos dictamines de los representantes de los Ministerios Públicos Pupilar y Fiscal de Cámara, ambos propician la confirmatoria del decisorio apelado.

  2. Para decidir en el sentido expuesto el sentenciante de grado entendió que en este tipo de procesos resulta conveniente que, cuando el centro de vida del menor se encuentra en extraña jurisdicción, el juicio pertinente tramite ante el magistrado del lugar que corresponda.

    Asimismo, sostuvo que dada la falta de denuncia de la radicación del proceso sucesorio del demandado, o del domicilio de sus herederos, no se verifica punto de conexión alguno que justifique en el presente estado procesal la atribución de competencia pretendida.

  3. La apelante entiende que no se reparó en el real concepto de interés superior del menor.

    Agrega que se soslayó lo prescripto por el art. 581 del CCCN; señala que la norma dota de competencia al magistrado donde Fecha de firma: 07/12/2016 Firmado por: CARLOS ALFREDO BELLUCCI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: CARLOS CARRANZA CASARES, JUEZ DE CAMARA #28627260#168560192#20161207112919314 la persona menor de edad tiene su centro de vida, su residencia (en extraña jurisdicción); o el del domicilio del demandado -en este caso, en esta jurisdicción- pues el demandado tenía su domicilio en esta ciudad.

    Aduce que la concreción de la más importante medida de prueba debe producirse en esta ciudad. De tal modo la incompetencia decretada estribaría en un detrimento del interés superior del niño, en obtener del órgano jurisdiccional una rápida decisión que brinde respuesta al reclamo, además de los mayores costos que traería aparejado.

    Agrega que la dilucidación de la pretensión que se persigue está dada por la producción de un medio probatorio de compleja producción,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA