Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala L, 12 de Noviembre de 2018, expediente CIV 046571/2010

Fecha de Resolución12 de Noviembre de 2018
EmisorCamara Civil - Sala L

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L Expte n° 46.571/10 – juzg. 40 – “G d O S R y otros c/V D G y otros s/daños y perjuicios (acc. tran. c/les o muerte)”

En Buenos Aires, a de noviembre de dos mil dieciocho, encontrándose reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala “L”

de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil a fin de pronunciarse en el expediente caratulado “G d O S R y otros c/ V D G y otros s/daños y perjuicios” de acuerdo al orden del sorteo la Dra.

P.P. dijo:

  1. Contra la sentencia dictada a fs. 408/422, recurren: la actora por los agravios que expone a fs. 551/554, cuyo traslado fue contestado a fs. 570/571 por el codemandado M, quien a su vez planteó sus quejas mediante el memorial glosado a fs. 556/564; la citada en garantía Aseguradora Federal Argentina S.A. se agravió por los cuestionamientos que esgrime a fs. 566/568. Los traslados conferidos respecto de estas dos últimas presentaciones fueron respondidos por los accionantes a fs. 573/577. Por último, la Defensora Pública de Menores expuso sus críticas a fs. 582/587, habiendo sido replicado por el Sr. M a fs. 589/590.

  2. En la instancia anterior se hizo lugar a la demanda mediante la cual el Sr. S R G d O por sí y en representación de sus hijos M A, S, M S y S E G d O y C, había reclamado la indemnización de los daños y perjuicios sufridos con motivo del accidente ocurrido el día 2 de mayo de 2009, a las 19:10 horas, cuando su esposa y madre de los hijos comunes, Sra. L.N.C., fue atropellada cuando cruzaba como peatón llevando su bicicleta, a la altura del km 38,500 de la ruta 3, en la localidad de V. delP., Partido de La Matanza, Provincia de Buenos Aires. La mencionada fue embestida por la camioneta conducida por el codemandado V y de propiedad del Sr. M, Fecha de firma: 12/11/2018 Alta en sistema: 03/12/2018 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13128369#221392674#20181112102132802 impacto que le provocó importantes lesiones que derivaron en su fallecimiento.

    Los actores se agraviaron por considerar bajas las sumas indemnizatorias fijadas por el a quo en concepto de daño psicológico y tratamientos, daño moral, y por el rechazo de la partida solicitada en concepto de pérdida de chance a favor del cónyuge.

    El demandado M se quejó por entender errónea la interpretación por parte del a quo de la mecánica del siniestro y la consecuente atribución de responsabilidad. Asimismo, cuestionó las partidas indemnizatorias admitidas por considerarlas altas. Por último, se agravió porque el sentenciante omitió tratar el planteo efectuado por la citada en garantía respecto del límite de la cobertura asegurativa.

    Por su parte, la citada en garantía cuestionó la atribución de responsabilidad y las sumas fijadas para resarcir la incapacidad psicológica y el daño moral.

    En tanto, la Defensora de Menores consideró

    bajos los montos indemnizatorios fijados por la a quo respecto de su representado, S E G d O y C.

  3. En primer término, corresponde aclarar que tendré en cuenta la normativa vigente al momento en que sucedieron los hechos para analizar la responsabilidad y sus efectos, por cuanto los efectos de la relaciones jurídicas se rigen por la ley vigente al momento en que éstas se producen (conf. art. 7 CC y C; K. en “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes”, pág. 32 y sgtes., ed. Rubinzal –

    Culzoni).

    Asimismo, debo recordar que el juez no está

    obligado a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, ni tampoco cada medida de prueba; sino solamente aquellas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso, según Fecha de firma: 12/11/2018 Alta en sistema: 03/12/2018 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13128369#221392674#20181112102132802 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L la forma en que ha quedado trabada la relación procesal (CSJN, Fallos: 144:611; 258:304, 262:222, 265:301, 272:225, 274:113, 276:132, 280:3201, 303:2088, 304:819, 305:537, 307:1121, entre otros).

  4. Analizaré a continuación los agravios vertidos por el demandado y la citada en garantía relativos a la responsabilidad atribuida.

    No hay controversia entre las partes en cuanto a la existencia del hecho y las personas involucradas; pero difieren en cuanto a la mecánica del mismo y las responsabilidades asignadas a cada uno. De modo que corresponderá analizar las mismas conforme a la normativa del art. 1113, 2° parte del Cód,. Civil dado que se trata de una colisión entre un rodado y un ciclista. En estos casos, a la víctima le basta con demostrar el daño y el contacto con la cosa que lo produjo, debiendo la contraria probar la culpa de la víctima, el hecho fortuito y/o la culpa de un tercero por quien no debe responder, para fracturar el nexo causal y eximirse de responsabilidad.

    Con motivo del siniestro se labró la IPP nº 13190, que tramitó ante el Juzgado Correccional Nº 4 de la localidad de la Matanza, Provincia de Buenos Aires, que en fotocopias certificadas tengo a la vista en este acto.

    De dichas actuaciones, surge que a fs. 126, luego de analizar el acta de procedimiento de fs. 1/2, la inspección ocular de fs. 3, el croquis ilustrativo de fs. 4, las declaraciones testimoniales de fs. 21, 22 y 78 vta., el examen de visu de fs. 26 vta., las placas fotográficas obrantes a fs. 27 vta., el certificado de defunción, constancia de inhumación de fs. 29 y la autopsia de fs. 36/45; pericia planimétrica de fs. 83, accidentológica de fs. 95/99 y 100/102e informe de vialidad de fs. 120, el agente fiscal interviniente, solicitó la citación del Sr. D G V, a fin de recibirle declaración por considerarlo “prima facie” autor del homicidio culposo de la Sra. L N C.

    Fecha de firma: 12/11/2018 Alta en sistema: 03/12/2018 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13128369#221392674#20181112102132802 A fs.

    149/153, el Sr. Fiscal solicitó la elevación de la causa a juicio, petición que fue avalada por la Sra. jueza penal a fs. 156. Finalmente, el día 14 de diciembre de 2010, se declaró procedente la vía del juicio abreviado y se condenó al Sr. V a la pena de dos años de prisión en suspenso por haber sido hallado responsable del delito de homicidio culposo, decisión que adquirió firmeza (ver fs. 216 de la causa penal).

    Ahora bien, por existir en el caso, sentencia penal condenatoria respecto del accionante de éstos actuados, no puede ya discutirse la existencia del hecho, ni tampoco lo decidido sobre el grado de participación del condenado, asunto que ya no será materia de prueba ni cae bajo la apreciación del juez civil, quien que debe aceptar dichas conclusiones del tribunal respectivo. El juez civil sólo podría evaluar si medió

    culpa concurrente del damnificado, a los fines de precisar las indemnizaciones.

    Tal evaluación sobre la culpa concurrente de la víctima podría ser encarada, con prescindencia de si ese tópico fue considerado por el juez penal y cualquiera hubiese sido su conclusión al respecto, pues ello no hace cosa juzgada en sede civil, no sólo porque la culpa penal difiere de la civil sino porque pueden extenderse responsabilidades a otras personas que también pudieron estar comprometidas con el hecho. La razón de esa libertad de apreciación de la culpa concurrente por parte del juez civil reside en que él está

    vinculado al pronunciamiento penal sólo en lo que constituye un presupuesto necesario del mismo, en el caso, lo atinente a la culpa del condenado, pero no con relación a elementos de juicio como circunstancias atenuantes, que sólo sirvieron para definir la medida de la pena (conf. L., J.J., “Límite de la cosa juzgada penal en materia de responsabilidad civil”, ED 84-1979, pág.

    771/783).

    Fecha de firma: 12/11/2018 Alta en sistema: 03/12/2018 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13128369#221392674#20181112102132802 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L En el caso, el Juez penal evaluó las circunstancias que invocó el Sr. V en su descargo, y concluyó la mecánica del hecho, en cuanto a que la víctima estaba cruzando “por la senda peatonal”

    cuando fue atropellada, “son factores de índole temporo espaciales que no admiten discusión alguna (ver fs. 205 de la causa penal).

    Sostuvo que a diferencia de lo manifestado por V. en cuanto a que circulaba a 30 ó 40 kms., la pericial accidentológica acreditó que lo hacía a no menos de 64 kms. / h –es decir con velocidad excesiva para el cruce-; que él mismo reconoció que vio la señalización de cruce peatonal; que conocía el lugar; que no extremó ningún recaudo de atención (ver fs. 206 de esa causa), que debió ver a la víctima a 100 mts. con las luces del rodado, pues ya había iniciado el cruce, produciéndose la embestida en el espacio central de carriles, con el lado frente derecho de la camioneta, lo cual pone de manifiesto que todo ese espacio de cruce lo efectuó delante del rodado (ver fs. 207 vta. causa penal). Considera que V nada hizo a su debido tiempo luego de advertir la presencia de la Sra. C, sin modificar parámetro alguno en tiempo y forma como acción evasiva, continuando hasta que fue tarde (fs. 208 vta. de la causa penal), y ello fue así no porque la situación se diera sorpresivamente, sino porque, en su criterio, “existió una incorrecta evaluación de un riesgo cierto y visible”, “si alguna reacción existió fue tardía e inútil” (fs. 208 vta. citada).

    El juez consideró que el hecho nada tuvo de inevitable, constatándose la existencia incluso, de un semáforo con luz intermitente amarilla que el conductor no registró, circulando con total falta de advertencia de la víctima, en un lugar de cruce peligroso, con cruce de peatones.

    Estimó que el conductor debió bajar la velocidad y circular con atención a todas las circunstancias...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba