El futuro del Código Civil

 
EXTRACTO GRATUITO

Hoy Cristina Kirchner presentará el proyecto de reforma del Código Civil, elaborado por la comisión formada por los doctores Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Aída Kemelmajer de Carlucci. Se trata de un proyecto ambicioso que se ocupa de modernizar el Código Civil en muchísimos aspectos.Se impone decir, en contra de lo que se conoce hasta el momento, que no ha tenido suficiente difusión ni entre los juristas ni entre el público en general. Además, no se conocen, entre otras, las posiciones de la Academia de Derecho, de la universidad, de los colegios de abogados, de la Iglesia Católica y de las demás confesiones que, en materia de familia y filiación, siempre tienen una voz autorizada.Entre los temas más discutibles está el del comienzo de la existencia de las personas. Si bien el proyecto admite que ésta comienza con la concepción en el seno materno, lo cual es positivo en materia de protección del derecho de vida del por nacer, amplía el concepto a la concepción extracorpórea, al decir que la existencia de los concebidos mediante técnicas de reproducción asistida comienza con la implantación en el seno materno. Esta definición deja sin protección a los embriones aún no implantados, que para un importante sector de opinión son personas humanas, y que quedan así reducidos a la situación de las cosas y, como tales, susceptibles de manipulaciones.Otro de los temas sensibles en esta línea es la introducción de lo que se llama la "voluntad procreacional" como elemento determinante de la filiación asistida, ajena a la realidad genética, lo cual contradice el derecho a la identidad del niño, como ha señalado recientemente la Corporación de Abogados Católicos.La maternidad subrogada, o en otras palabras, el "alquiler de vientres", es admitida por el proyecto pese a que siempre se la consideró un contrato de objeto inmoral. La pretendida justificación de que en el extranjero se admiten estas prácticas nada prueba respecto de su bondad. También hay legislaciones que admiten la compra de mujeres o la poligamia, consideradas inmorales en sentido jurídico por nuestras leyes. Por otro lado, no es un dato menor en la materia el conflicto entre realidad genética y gestación; la fuerza de la madre portadora la convierte en madre psicológica y esto hace temblar la letra del "contrato" que se cuestiona.La fecundación post mórtem es otra de las novedades cuestionables, pues se fuerza la naturaleza y crea un niño sin uno de los padres. Esta separación del acto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA