La futura conducción de Pro impulsará internas partidarias

 
EXTRACTO GRATUITO

Aún no dejó sus pertenencias en el tercer piso del edificio de la calle Balcarce al 400, donde solía atender Humberto Schiavoni. Pero Patricia Bullrich ya imagina sus primeros pasos al frente de Pro, el partido del presidente Mauricio Macri, que dentro de diez días volverá a ser oposición.Junto al larretista Eduardo Macchiavelli, la todavía ministra de Seguridad vislumbra sus primeros pasos. Y ambos decidieron, como muestra de amplitud y para contener a los descontentos, que promoverán la realización de internas partidarias, no solo en la siempre problemática provincia de Buenos Aires, sino también en la mayoría de los rincones del país."Tenemos expectativas de que haya mayor participación y aparezcan nuevos candidatos en todo el país. Porque a los que estuvieron hasta ahora les fue mal", afirmó a LA NACION una fuente partidaria que protagonizará la nueva etapa.La reflexión de las autoridades entrantes -asumirían en febrero, paradójicamente, con lista única- va de la mano de una feroz crítica al manejo partidario, controlado por Marcos Peña, a través de Schiavoni y el secretario general, Francisco Quintana. "En muchas provincias, llegaba un enviado de Marcos con la lista de los candidatos que había que poner. Eso no puede volver a ocurrir", se desahoga el dirigente, ubicado en las antípodas de la conducción del jefe de Gabinete. La decisión de abrirles la puerta a distintos candidatos de Pro en todo el país va en sintonía con una iniciativa similar, explicitada el miércoles por el presidente Mauricio Macri a sus socios de Cambiemos, aplicable a la que será la principal coalición opositora.Candidatos en las provinciasLa falta de candidatos "propios" a gobernador en la mayoría de las provincias es otra de las razones que esgrimen Bullrich y Macchiavelli para favorecer la competencia interna. "Empezamos casi de cero", coinciden en la nueva conducción. Y recuerdan que las postulaciones de Schiavoni en Misiones y la de Carlos Javier Mac Allister en La Pampa (fue derrotado en la interna por la UCR y no llegó a presentarse) fueron las únicas "Pro puras", más allá de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, que defendían sus propios territorios.En la provincia de Buenos Aires y, más allá del escepticismo sobre la concreción de las "buenas intenciones" de quienes llegan, las huestes de Emilio Monzó ven con buenos ojos la iniciativa, que pondría en un plano de competencia a este sector con el que comanda María Eugenia Vidal, aun cuando la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA