Fuerte revés para Boudou: confirman su procesamiento

 
EXTRACTO GRATUITO

Menos de 24 horas después de concluida la Marcha del Silencio y mientras la presidenta Cristina Kirchner celebraba su cumpleaños en Chapadmalal, la Cámara Federal confirmó el procesamiento de su número dos, Amado Boudou, .

En un de sus tres integrantes, la sala I de la Cámara consideró probado que Boudou, que ayer mismo afrontó nuevos pedidos de juicio político, se quedó con el 70% de la ex Ciccone Calcográfica, la imprenta que ganó el contrato para imprimir los billetes de 100 pesos. Y que lo hizo a través de la firma The Old Fund como parte de una coima, para lo cual incurrió en negociaciones incompatibles con su cargo de ministro de Economía, entre 2009 y 2011.

La Cámara confirmó también los procesamientos del socio e íntimo amigo de Boudou, José María Núñez Carmona; de su presunto testaferro, Alejandro Vandenbroele, y de su jefe de gabinete en el Palacio de Hacienda, Guido Forcieri.

El fallo resultó un revés completo para Boudou, luego de que su abogado Diego Pirota renunciara días atrás a su defensa. La Cámara no sólo consideró probada "claramente" su relación con Vandenbroele, sino que también validó las múltiples reuniones que el entonces ministro de Economía mantuvo con los Ciccone en los estudios del canal Telefé, el bar I Fresh Market y el hotel Hilton de Puerto Madero.

En una resolución de 81 carillas, los camaristas Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah también decidieron que continúen procesados el empresario dueño de la imprenta, Nicolás Ciccone, y Rafael Resnick Brenner, por entonces jefe de gabinete del titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray.

El jefe de la AFIP quedó, a su vez, un paso más cerca de su llamado a indagatoria por el juez federal de primera instancia, Ariel Lijo. Así lo reclamó uno de los camaristas, Farah, que también pidió que se ahonde en la actuación del Banco Macro, de Jorge Brito, en la operatoria bajo sospecha.

"Se impone a mi criterio", planteó Farah, "que el juez de primera instancia escuche en declaración indagatoria a Ricardo Echegaray y al resto de los funcionarios de la AFIP intervinientes en el procedimiento falencial", es decir, la quiebra que primero pidió el organismo tributario para, tras el desembarco de Vandenbroele, dar su apoyo "incondicional" a su levantamiento.

Los otros dos miembros de la Sala I, Freiler y Ballestero, también ordenaron ahondar en la AFIP: "El juez deberá esclarecer las causas específicas que preludiaron al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA