Fuerte señal de cambio del Papa en el gobierno de la Iglesia

ROMA.- Justo un mes después de haber sido electo al trono de Pedro, el papa Francisco volvió a sorprender ayer al crear un consejo consultivo de ocho cardenales que lo ayudará a gobernar y a reformar la curia romana, uno de los principales objetivos de su pontificado.En una decisión de gran trascendencia, que confirma que gobernará con un estilo mucho más colegiado, Francisco eligió a un cardenal de cada continente, uno de la curia romana y un coordinador, que será el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, para integrar este virtual "directorio".La primera reunión del grupo de cardenales -entre los cuales hay dos latinoamericanos, un chileno y el hondureño Maradiaga, y solamente un italiano- será del 1° al 3 de octubre próximo, informó el Vaticano."El santo padre Francisco, retomando un consejo surgido en el curso de las congregaciones generales precedentes al cónclave, constituyó un grupo de cardenales para que lo aconsejen en el gobierno de la Iglesia Universal y para estudiar un proyecto de revisión de la Constitución Apostólica Pastor Bonus sobre la curia romana", indicó un comunicado de la Secretaría de Estado.La Constitución Apostólica Pastor Bonus , publicada por Juan Pablo II en 1988, introdujo reformas en la curia romana, la administración central que colabora con el Papa en el gobierno de la Iglesia.Para que lo ayuden a reformar la curia romana, últimamente bajo la sombra de luchas internas, venenos y hasta episodios de corrupción, el Papa argentino eligió a figuras de peso, de diversas tendencias. Entre los ocho cardenales consultores, de hecho, hay tanto purpurados conservadores como de orientación más progresista, lo cual habla de un grupo de visión amplia.Por América latina se encuentra el cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo emérito de Santiago de Chile.Errázuriz Ossa, de 79 años, fue presidente del Celam (Consejo Episcopal Latinoamericano) de 2003 a 2007. Por América del Norte, está el cardenal capuchino Sean Patrick O'Malley, de 66 años y arzobispo de Boston, que conquistó a los italianos con su barba y sandalias, y es un cardenal muy abierto, que logró levantar a la diócesis de Boston después del escándalo de pedofilia del clero.De Europa, designó al cardenal alemán Reinhard Marx, arzobispo de Munich, de 69 años, desde 2012 presidente de la Conferencia de Obispos de la Comunidad Europea. De Asia, al cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay, de 68 años y presidente de la Federación de las Conferencias...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba