El Frente Nacional se consolida como un actor clave en Francia

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS. - El Frente Nacional (FN) de extrema derecha, que dirige , de convertirse en la primera fuerza política de Francia. Pero, de todos modos, obtuvo el mejor caudal de su historia en la primera vuelta de las elecciones departamentales de ayer en Francia.

Contrariamente a las previsiones de las encuestas, que le atribuían 32 a 35% de los votos, el FN reunió 25,9%. Aunque ese caudal es superior al 25% que totalizó en las elecciones europeas de mayo pasado, al parecer resultó penalizado por la fuerte movilización del electorado: el ausentismo fue de solo 48,2%.

El principal beneficiario de ese fenómeno fue la Unión para una Mayoría Popular (UMP): en su primera elección desde que fue elegido líder de la coalición de derecha, el ex presidente Nicolas Sarkozy obtuvo una victoria concluyente al ubicarse en primer lugar con 31% de los votos. Añadiendo el aporte de los centristas del UDI y de otros grupos aliados, el bloque de derecha totalizaría 34,2%, según datos del ministerio del Interior sobre 70% de los votos escrutados.

El entusiasmo -relativo- de los electores también favoreció al Partido Socialista (PS) del presidente François Hollande, que en forma individual tendría 19,5%, pero sumando al Partido Radical de Izquierda (PRG) y algunos aliados menores llegaría a 27,9%. Si a esas cifras se adicionan otras fuerzas ideológicamente cercanas, como el Frente de Izquierda (FG) y los ecologistas, totalizaría 37% de los sufragios.

Todas esas cifras, conocidas poco antes de medianoche, son provisorias, pero constituyen una clara radiografía del equilibrio político del país.

La consecuencia más importante de la primera vuelta es que consolida al FN como componente político clave -con un cuarto de los electores- y ratifica la tripolaridad de fuerzas, que había desaparecido desde el eclipse del Partido Comunista a partir de los años 90. Esos tres grandes partidos se proclamaron satisfechos con los resultados. Mirados desde ángulos diferentes, tanto la UMP como el FN tienen razón para presentarlos como una victoria. Sarkozy se declaró satisfecho con esos resultados que prefiguran, dijo, un desplazamiento "masivo de los electores a favor de la derecha y del centro". Le Pen, por su parte, tuvo incluso la audacia de pedir la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA