Frenan el apuro oficial por tratar la ley de tierras

 
EXTRACTO GRATUITO

De nada valieron los reclamos de la presidenta Cristina Kirchner: su proyecto de ley que propone restringir la venta de tierras a extranjeros tendrá que esperar, ya que difícilmente sea sancionado en el Congreso antes de las elecciones de octubre.La oposición le puso freno ayer al apuro del oficialismo por aprobar la iniciativa, que, en líneas generales, propone limitar al 20% del total de las tierras rurales la venta a extranjeros, al tiempo que fija en 1000 hectáreas el cupo máximo por cada extranjero.Los opositores advirtieron, de manera unánime, que la iniciativa es inconstitucional. El oficialismo, en la voz del ultrakirchnerista Agustín Rossi, reaccionó indignado: "Estamos frente a una maniobra dilatoria de la oposición. No les pedimos que firmen nuestro proyecto, pero sí que den el debate".Pero los opositores se mantuvieron en sus trece. Convencidos de que el proyecto, por su complejidad, necesitaría una infinidad de modificaciones, decidieron frustrar la realización de un plenario de comisiones que se iba a realizar hoy para emitir el dictamen que tanto anhelaba el oficialismo para llevarlo cuanto antes al recinto.Así las cosas, Vilma Ibarra, presidenta de la Comisión de Legislación General (cabecera de este debate), quedó sola: sus colegas opositores Graciela Camaño (bloque Peronista), de Asuntos Constitucionales, y Juan Casañas (UCR), que comanda la Comisión de Agricultura, rechazaron su invitación de convocar el plenario.Reclamos y explicacionesLas objeciones al proyecto son varias, pero la principal apunta a su misma médula: no se puede prohibir la venta de tierras a todos los extranjeros...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA