Están frenadas 160 designaciones para ocupar vacantes en la Justicia

 
EXTRACTO GRATUITO

La campaña electoral y el eventual cambio de Gobierno dejó en un limbo la designación de más de 160 jueces federales y nacionales cuyos pliegos ya se encontraban encaminados; entre ellos, algunos destinados a ocupar varios de los cargos más sensibles del fuero electoral, según indicaron a LA NACION funcionarios del Poder Ejecutivo, el Consejo de la Magistratura y del Senado nacional.El parate de esas designaciones tomó forma en las semanas previas a las primarias del 11 de agosto, pero desde entonces se solidificó. Desde el peronismo plantean que la probable llegada de Alberto Fernández a la presidencia conllevará una revisión de todos los pliegos ya enviados al Senado, tal como también lo hizo Mauricio Macri en diciembre de 2015.Desde el Ministerio de Justicia, que encabeza Germán Garavano, se ilusionan, sin embargo, con que al menos algunos de los pliegos ya remitidos al Senado se aprueben por consenso antes del 10 de diciembre de la mano del presidente de la Comisión de Acuerdos de la Cámara, Rodolfo Urtubey (Frente para la Victoria-Salta). Pero cada día que pasa parece más improbable.Una de las vacantes de mayor sensibilidad es la del Juzgado Federal con Competencia Electoral de la provincia de Buenos Aires, el distrito más populoso del país, para la que parecía haberse consensuado el nombre de Laureano Durán, quien quedó tercero en la terna del Consejo de la Magistratura y ya subrogó ese cargo durante la etapa final del kirchnerismo en el poder.Tras el triunfo de Alberto Fernández en las PASO, sin embargo, desde el Frente de Todos comenzaron a empujar la designación en ese juzgado de quien salió primero en la terna elevada a la Casa Rosada: Alejo Ramos Padilla, el actual juez federal con competencia en Dolores, donde instruye el "caso D'Alessio".Cámara, UBA y sumarioOtra vacante sensible se encuentra en la Cámara Nacional Electoral. Tan preciado es ese cargo que la disputa dentro de Cambiemos derivó en más de un año y medio de tires y aflojes, una demora que ahora podría resultarle beneficiosa a Alberto Fernández si asume el 10 de diciembre.Primera en la terna quedó la secretaria de la Cámara, Alejandra Lázzaro, quien cuenta con el apoyo de un sector del radicalismo, de la Coalición Cívica, de Lilita Carrió, y de GEN, de Margarita Stolbizer. Segundo se ubicó el juez federal de Tucumán, Daniel Bejas, respaldado por algunos gobernadores del norte y el kirchnerismo. Y tercero se ubicó otro secretario de la Cámara, Hernán Gonçalvez...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA