Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 28 de Diciembre de 2023, expediente COM 007778/2021/CA001

Fecha de Resolución28 de Diciembre de 2023
EmisorCamara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires, a los 28 días del mes de diciembre de dos mil veintitrés, se reúnen los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, con la asistencia del Señor Prosecretario de Cámara “Ad-hoc”, para entender en los autos caratulados “FRANCO, R.D. C/ ORBIS COMPAÑÍA ARGENTINA DE

SEGUROS S.A. S/ ORDINARIO” (Expediente Nº 7778/2021), originarios del Juzgado del Fuero N° 19, Secretaría N° 38, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido por el art. 268 del CPCCN, resultó

que los Sres. Jueces de esta Sala deben votar en el siguiente orden: Dr. H.O.C.(.N.° 1), Dra. M.E.U.(.N.° 3) y Dr.

A.A.K.F.(.N.° 2).

Estudiados los autos se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, Dr. H.O.C. dijo:

  1. Los hechos del caso.

    1. Se presentó R.D.F. promoviendo demanda contra Orbis Compañía Argentina de Seguros S.A. (en adelante, Orbis) y reclamando la suma de $ 380.000 -$ 120.000 en concepto de daños materiales, $ 60.000 por desvalorización venal del rodado y $ 200.000 en razón de daño punitivo- o lo que,

      en más o en menos, surja de la prueba a producirse, con más intereses y las costas del proceso (fd. 2/9).

      El actor relató que habría adquirido su vehículo Fiat Palio 1.4 5 P

      Atractive 1.4 Benzinza 0 km, dominio AB653FR, en la agencia Taraborelli Automovile.

      Sostuvo que el día 07.08.2017 el rodado habría sido inscripto en el Registro de la Propiedad Automotor y que el 14.08.2017 se lo habrían entregado,

      bajo la cobertura de la compañía demandada.

      Fecha de firma: 28/12/2023

      Alta en sistema: 29/12/2023

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: PABLO CARO, SECRETARIO DE JUZGADO

      Narró que el 30.09.2019 el vehículo habría estado estacionado en la puerta de su domicilio, sito en la calle L.2. y que, aproximadamente a las 09:30 horas del día siguiente, se habría dirigido al mismo y notado que, a razón de la lluvia y granizo que había caído la noche anterior, el automóvil había resultado dañado.

      El demandante continuó diciendo que, dado que tenía cobertura contra daños por granizo, ese mismo día -01.10.2019- habría realizado la denuncia del siniestro a la aseguradora.

      Afirmó que no habría obtenido respuesta alguna por parte de la aseguradora en el plazo de un año, por lo que no había tenido más opción que solicitar una audiencia de mediación en busca de una respuesta, la cual fue celebrada el 01.10.2020. Añadió que, en dicha audiencia, se habría hecho presente un letrado por parte de la compañía de seguros, del cual nunca más habrían tenido noticias.

      Concluyó que habiendo sido agotada la instancia de mediación, no le quedaba otra opción que iniciar la presente demanda.

      Luego, presentó los rubros reclamados.

      Indicó que por los gastos de reparación del vehículo (chapa y pintura del capot, techo, baúl, puertas traseras y delanteras de ambos lados, guarda barro delantero y guarda barro trasero), demandaba la suma de $ 120.000.

      También reclamó $ 60.000 por la desvalorización venal del rodado.

      Adujo, al respecto, que era indudable que todo daño produce ese tipo de reducción en el valor de un automóvil, aun cuando las reparaciones fueran efectuadas con el mayor esmero, porque nunca se lograba igualar las terminaciones de fábrica, lo cual no pasaba inadvertido por futuros compradores.

      Por último, reclamó $ 200.000 en concepto de daño punitivo, el cual fundó en el incumplimiento voluntario y malicioso de la demandada.

    2. O. se presentó y opuso excepción de prescripción.

      Sostuvo, en ese sentido, que habiendo ocurrido el siniestro en fecha 01.10.2019 y constituyendo la demanda un reclamo derivado de un contrato de seguro, no cabían dudas de que el plazo de prescripción aplicable era de un año,

      conforme establecía el art. 58 LS.

      Precisó que entre el siniestro y la fecha de interposición de la demanda habían transcurrido 498 días, a los que había que descontar 33 días en los que el plazo de prescripción se habría visto suspendido por el proceso de mediación,

      Fecha de firma: 28/12/2023

      Alta en sistema: 29/12/2023

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: PABLO CARO, SECRETARIO DE JUZGADO

      lo que arrojaba que, a los fines del cómputo del referido plazo, habían transcurrido 465 días.

      En base a ello, O. solicitó se hiciera lugar a la excepción de prescripción, con costas a cargo del accionante.

      Luego, contestó subsidiariamente la demanda, solicitando su íntegro rechazo, con costas (fs. 472/478).

      Tras una pormenorizada negativa de los hechos invocados por la accionante en el escrito inicial, a excepción de los que fueran expresamente reconocidos a lo largo de su presentación, la demandada ingresó en el relato de los hechos que, en su parecer, circunscriben el presente reclamo.

      En ese sentido, negó que se hubiera comprobado la existencia de daños por granizo en el vehículo del reclamante, por lo que no habría operado la cobertura reclamada.

      Adujo que, en el hipotético caso de que fuera dictada sentencia en su contra, solo debía responder hasta el límite y por los conceptos del “riesgo cubierto”

      que surgía de la póliza del seguro.

      Precisó que el límite de cobertura por daños producidos por granizo era de $ 15.000, lo que desvirtuaba el reclamo objeto de la demanda.

      Señaló que la póliza había sido aprobada por la Superintendencia de Seguros de la Nación e insistió en que solo debía responder, en el caso, por la suma de $ 15.000.

      Tras ello, O. rechazó el reclamo por daño punitivo, toda vez que no habría incurrido en incumplimiento contractual alguno y, además, postuló que no resultaba aplicable la normativa consumeril al contrato de seguro.

      Luego, opuso excepción de falta de legitimación pasiva respecto de los rubros daños materiales y desvalorización venal, por no encontrarse cubiertos por la póliza del seguro contratada por el demandante.

      Volvió a negar que el vehículo hubiera sufrido los daños invocados por el actor y añadió que, a todo evento, los daños materiales no se correspondían con un único siniestro.

      Respecto del rubro desvalorización venal, agregó que el mismo solo procedía en caso de existir daños estructurales que afectasen partes vitales del rodado, por lo que no cabía hacer lugar al mismo cuando solo se habían visto afectadas partes fácilmente reemplazables, como parecería haber sucedido con el vehículo de marras.

      Fecha de firma: 28/12/2023

      Alta en sistema: 29/12/2023

      Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: PABLO CARO, SECRETARIO DE JUZGADO

      Por último, rechazó nuevamente la procedencia del daño punitivo reclamado, bajo los mismos fundamentos que había expuesto anteriormente y ofreció prueba.

    3. En fd. 103, el magistrado de primera instancia dispuso diferir el tratamiento de la excepción de prescripción opuesta por Orbis para el momento del dictado de sentencia definitiva.

    4. Abierta que fuera la causa a prueba, se recibió la que surge del certificado de fd. 146 y la providencia de fd. 151.

    5. Clausurado el período probatorio, el actor R.D.F. y la compañía de seguros demandada Orbis ejercieron la facultad prevista por el art.

      482 del código procesal, quedando glosados sus escritos en fd. 157/158 y 159/163,

      respectivamente.

  2. La sentencia apelada:

    En el fallo apelado se admitió parcialmente la demanda instaurada por R.D.F. y se impusieron las costas a la aseguradora emplazada.

    Para arribar a dicha decisión, el magistrado de primera instancia indicó que el accionante encuadraba en la noción de consumidor, así como Orbis en la de proveedor, por lo que el régimen consumeril resultaba aplicable al caso.

    Luego, rechazó la excepción de prescripción opuesta por la demandada, en razón de que consideraba aplicable el plazo de prescripción de 3

    años que surge del art. 50 LDC, en vez del plazo anual que establece el art. 58 LS.

    Seguidamente, destacó que O. había admitido la existencia del contrato de seguro y que éste cubría daños producidos por granizo.

    Evocó que el Servicio Meteorológico Nacional había informado que,

    en la fecha del siniestro, se había registrado una caída de agua de 36 milímetros entre las 21 horas del día 30.09.2019 y las 09 horas del día siguiente.

    Continuó señalando que el perito ingeniero mecánico había dado cuenta de que “el rodado… presenta gran cantidad de improntas atribuibles a granizo, mayoritariamente en el techo y capot”, el cual podía ser clasificado como de “nivel 1 (improntas de entre 2 y 3 milímetros de diámetro)”.

    Fecha de firma: 28/12/2023

    Alta en sistema: 29/12/2023

    Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.O.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: PABLO CARO, SECRETARIO DE JUZGADO

    El sentenciante juzgó que, en base a estos elementos, cabía tener por acreditada la granizada y la provocación de los daños en el automóvil del reclamante.

    Además, apuntó que no se apreciaba que la accionada hubiera hecho algo para satisfacer su obligación, por lo que su responsabilidad había quedado comprometida y debía hacerse cargo de reparar los perjuicios que se hallasen acreditados.

    Respecto de los daños materiales, el a quo indicó que el perito había estimado que los arreglos de los efectos del granizo tendrían un costo de $ 64.000,

    empero agregó que la póliza contratada por el accionante tenía como límite de cobertura la suma de $ 15.000 para los daños provocados por granizo.

    Explicó que la prestación de la aseguradora debía circunscribirse a la suma asegurada en la póliza del seguro, por lo que determinó que el reclamo debía progresar por dicho importe.

    Tras ello, el juez de grado rechazó el reclamo por desvalorización venal, en razón...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR