Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 27 de Noviembre de 2017, expediente CNT 047963/2012/CA001

Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 111571 EXPEDIENTE NRO.: 47963/2012 AUTOS: FRANCO A.M. c/ GALENO ARGENTINA SA s/DIFERENCIAS DE SALARIOS VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 27 de Noviembre del 2017, reunidos los integrantes de la S. II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia rechazó íntegramente la demanda.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de A.zada, interpuso recurso de apelación la parte actora, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (fs. 129/138).

  1. fundamentar el recurso, la parte actora se agravia por cuanto el Sr. Juez a quo rechazó las diferencias salariales reclamadas en el escrito inicial.

Los términos del agravio imponen memorar que la actora explicó en el escrito inicial que prestó servicios en favor de la demandada en el Sanatorio Trinidad M. y que la accionada le dispensó un trato salarial desigual respecto de los empleados que prestaban tareas en el Sanatorio T.P.. Agregó que, en este último, se abonaba el premio en concepto de “premio por asistencia y puntualidad”

equivalente a un 20% del salario básico, el rubro “a cuenta de futuros aumentos” y “título”; en tanto, en el S.T.M., se le abonaba en concepto de “premio por rendimiento” sólo una suma fija de $ 134 (ver fs.3/5).

La demandada en el responde negó adeudarle suma alguna en concepto de diferencias salariales a la actora, y afirmó que los sanatorios que explota en su favor, fueron adquiridos en los términos del art. 225 LCT, por lo que se mantuvieron las condiciones salariales de cada establecimiento.

En atención a los términos en los que ha quedado trabada la litis, incumbía a la actora acreditar la arbitraria discriminación salarial alegada (art. 377 CPCCN); y a mi entender, no lo ha logrado.

En efecto, de la prueba producida no surge acreditado el trato salarial discriminatorio alegado. En autos, no se ha producido prueba testimonial y de la pericial contable producida a fs. 74/87, no surge evidencia de que las personas que Fecha de firma: 27/11/2017 A.ta en sistema: 13/12/2017 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20037108#194465945#20171128103612441 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II prestaban tareas en el Sanatorio T.P. en la misma categoría que la actora, se encontraran en situación igual a la de ésta porque, más allá de que pudieran haber desarrollado materialmente similar tarea, lo cierto es que la actora tenía a su cargo demostrar que la situación de quienes percibían una mayor retribución era igual a la suya; y los elementos probatorios arrimados a esta causa, en realidad, no aportan evidencia alguna respecto de la supuesta igualdad de situaciones.

En este punto, creo necesario remarcar que la imposición de la carga de la prueba en torno al marco circunstancial en que se alega el trato discriminatorio, resulta coherente con lo dispuesto por los arts. 17 y 81 de la L.C.T. y con la doctrina que al respecto sentó la Corte Suprema de Justicia de la Nación in re “F.E.c.G.; criterio que, en principio, no se ha visto conmovido a través de la normativa constitucional y supra-legal aplicable, puesto que no se ha interpretado de manera disímil tal tópico por los organismos de control de la OIT, ni por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre o la Declaración Universal de Derechos Humanos tampoco se oponen a la interpretación propiciada, y a través de la Declaración de Principios y Derechos Fundamentales en el trabajo –OIT, 1998- se han establecido las bases para el compromiso internacional en torno al alcance de las garantías que emergen de los convenios fundamentales –entre los que se encuentran los relativos a la igualdad de trato y no discriminación en el empleo- pero nada se ha dispuesto con relación al modo en que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR