Francisco, por las anulaciones gratuitas

ROMA.- Al inaugurar ayer el nuevo año judicial del Tribunal de la Rota Romana, "no encerrar la salvación en legalismos" y expresó claramente su deseo de que los procesos de nulidad matrimonial sean gratuitos.

"Los sacramentos son gratuitos, los sacramentos nos dan la gracia. Y un proceso matrimonial toca el sacramento del matrimonio", dijo el Papa. "¡Cómo querría que todos los procesos fueran gratuitos!", exclamó . Tocó así, en forma indirecta, la cuestión de los divorciados vueltos a casar, que se encuentran en y que no pueden acceder al sacramento de la eucaristía.

Este problema fue uno de los puntos que dividieron a los obispos de todo el mundo en octubre pasado durante el sínodo extraordinario sobre la familia. Esa reunión fue la primera etapa de un proceso de consulta sin precedente que culminará en octubre próximo con otro sínodo ordinario.

Entonces, un sector progresista, liderado por el cardenal alemán Walter Kasper, propuso analizar la readmisión de los divorciados vueltos a casar a la comunión luego de un proceso penitencial y viendo caso por caso. Aunque también hubo quienes propusieron solucionar su problema a través de una agilización de los procesos de nulidad matrimonial, muchas veces imposibles para muchos no sólo porque son engorrosos, sino por ser también carísimos.

En este sentido, en noviembre pasado, al hablarles a participantes de un curso sobre justicia canónica promovido por el Tribunal de la Rota Romana, Francisco ya había pedido celeridad y la gratuidad de los procesos de nulidad matrimonial.

"Hay tanta gente que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba