Ford Ka+: cómo es el sedán más chico de la familia del óvalo

 
EXTRACTO GRATUITO

El Ford Ka original tenía un objetivo concreto. Se lo llamaba el Antitwingo, porque había sido diseñado y lanzado, allá por 1996, para enfrentar al superexitoso producto del rombo. Pero, las necesidades de los usuarios cambian y, con ellas, la esencia de los modelos.

Así que ahora, aquel simpático huevito del segmento A se ha transformado en un sedán chico del segmento B. No es casual; como en ninguna otra parte del planeta, los automóviles con baúl son muy requeridos en el Mercosur y los fabricantes no pueden obviar esta tendencia. Se posiciona así en un segmento con un gran abanico de competidores, algunos muy instalados en el mercado, como el VW Voyage y el Chevrolet Prisma.

Para enfrentarlos, el Ka+ ofrece lo que se espera de un vehículo que apunta a las familias: amplio espacio interior y gran capacidad de baúl (445 litros), a lo que suma una mecánica rendidora compuesta por el eficiente motor Sigma 1.5 de 105 CV a 6000 rpm de potencia máxima y 14,5 kgm a 4500 vueltas de par motor, que se combina con una clásica caja manual de 5 marchas.

El conjunto ofrece buenas prestaciones (0-100 km/h en 11,5 s y 80-120 km/h en 4ta. en 11,7 s y en 5ta. a 17,5 s), lo que le confiere una adecuada agilidad en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA