Para la fiscalía, Farré había planificado el ataque mortal cuando llegó al country

Para la fiscalía, el empresario Claudia Schaefer. Después de recorrer la casa del lote 5 del country Martindale, la fiscal Carolina Carballido habría obtenido elementos suficientes que avalaron la sospecha de que el agresor tenía los cuchillos con los que , la habitación en la que concretó el ataque.

La ubicación de los cuchillos constituyó un elemento clave para probar la premeditación y derrumbar la hipótesis de , tal como intentó instalar el abogado defensor de Farré, Gustavo Álvarez. Aunque esta estrategia podría modificarse luego de que el letrado Adrián Tenca comience a colaborar con la defensa del empresario.

Según fuentes de la fiscalía de Violencia de Género, de Pilar, que investiga el homicidio, luego de la inspección de ayer en el chalet y al confrontar las declaraciones de los abogados que estuvieron presentes en el momento del ataque, se habría llegado a la conclusión de que Farré habría llevado los cuchillos a la habitación antes de que su mujer llegara al country, el viernes pasado, a las 11.30.

Esa presunción se fundó en un elemento aportado por el abogado que representaba a la víctima en el proceso de divorcio contra Farré: para ir desde el lugar de la casa donde dejó a la mujer a solas con el esposo hasta la habitación no hacía falta pasar por la cocina.

Esta prueba fue obtenida ayer por los investigadores judiciales al realizar el mismo trayecto que hicieron Farré y Schaefer el viernes pasado.

Hay otro detalle que avaló la presunción de la premeditación: Farré era quien vivía en la casa de Martindale. Tenía completo dominio de la vivienda y la posibilidad de preparar el ataque.

Aunque Schaefer había denunciado a su esposo por violencia de género y logró que lo excluyeran del hogar, decidió dejar sin efecto la orden de restricción para ir a buscar una serie de pertenencias a la casa de Martindale. Hasta allí llegó el viernes acompañada por su abogado del estudio Cárdenas, en tanto que Farré estaba asesorado por una letrada del estudio de Mariana Gallegos.

Ocho minutos pasaron desde que Schaefer llegó al country hasta que fue asesinada.

Según el letrado que representaba a la víctima, Farré y su madre los recibieron amablemente. "Claudia llevaba una valija para guardar sus cosas. A pedido de ambos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba