La fiscal afirma que Farré mató 'a sangre fría' y su defensa, que lo hizo 'enceguecido'

 
EXTRACTO GRATUITO

Fernando Farré no se inmutó. Nada en su rostro denotaba lo que sintió cuando Carolina Carballido Calatayud, una de las fiscales del juicio, les habló a los 12 integrantes del jurado y, con voz firme, les dijo: "A sangre fría. Así el acusado decidió matar a su esposa, Claudia Schaefer".

Fue en el comienzo de los alegatos de inicio del juicio oral y público contra Farré por el homicidio de su esposa, ocurrido el 21 de agosto de 2015 en la casa que el matrimonio alquilaba en el country Martindale, de Pilar. Carballido Calatayud y su par Laura Zyseskind sostuvieron que fue un homicidio premeditado y por resentimiento. Ambas, especialistas en violencia de género, afirmaron que el acusado no sintió culpa ni remordimiento. Cuando terminen de declarar, durante la semana, los 54 testigos, pedirán al jurado que condene al acusado.

Los seis hombres y seis mujeres elegidos entre 46 vecinos del Departamento Judicial de San Isidro escucharon con atención tanto a las fiscales como al querellante por la familia de la víctima y al defensor de Farré, que adelantó que su cliente hizo lo que hizo tras haberse enterado de "una historia traumática" que, por ahora, no quiso develar.

Poco antes el jurado había estado atento a las consignas que dio el juez Esteban Andrejin, del Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 2, a cargo del debate. "No deben comentar con nadie sobre este caso. No acepten que les envíen mensajes. Tienen que evitar gestos y no pueden hacer preguntas. No pueden buscar información sobre el caso. Deben estar atentos, tranquilos y serenos. Su decisión en el veredicto debe surgir de la prueba y de la ley. No pueden tener una opinión definitiva hasta que no esté presentada toda la prueba y se terminen los alegatos finales de las partes", les explicó.

Farré, de 54 años, había ingresado en la sala del entrepiso del edificio de Ituzaingó 340, en San Isidro, a las 15.22. Vestía un traje claro y camisa celeste. Estaba prolijamente afeitado y peinado. Se sentó entre sus dos abogados, Adrián Tenca y María Inés Bergamini Urquiza.

Carballido Calatayud sostuvo que Farré asesinó a su esposa de 66 puñaladas con dos cuchillos de cocina que había escondido previamente. "La degolló y la mató", agregó. Lo calificó como un homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por tratarse de un femicidio, delito que se castiga con prisión perpetua.

"Fue un homicidio premeditado y a sangre fría", insistió Zyseskind. Las fiscales adelantaron que buscarán probar que Farré mató a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA