Una firma falsificada complica aún más al vice

Una firma falsificada en el contrato de alquiler del departamento de Puerto Madero del vicepresidente lo complica aún más con la maniobra para quedarse con la imprenta .La rúbrica falsa suma indicios de que conoce a su supuesto testaferro y de que trató de cubrir sus rastros mediante una maniobra de encubrimiento. El dato fue destacado por el juez federal Ariel Lijo en su resolución de 333 carillas, donde procesó al vicepresidente por recibir coimas y por negociaciones incompatibles con su función.El departamento de la Torre River View que compró Boudou le trajo problemas. Allí vivió el vicepresidente apenas se encumbró en la Anses y luego en el Ministerio de Economía. Pero cuando empezó a salir con su novia Agustina Kämpfer y se fue a convivir con ella se mudó a uno más grande en el Madero Center, de Trinidad Guevara 329, del mismo barrio.El departamento 3 de Juana Manso 740, piso 25, torre II, había quedado vacío y Boudou buscaba un inquilino. Le dijo a la Justicia que le encargó a su amigo José María Núñez Carmona que le consiguiera a alguien y así (según dijo) apareció Fabián Carosso Donatiello, abogado que vive en Madrid y que quería representar a jugadores de fútbol.Cuando el juez federal Daniel Rafecas, a instancias del fiscal Carlos Rívolo, allanó ese departamento en los albores de la investigación, el 4 de abril de 2012, encontró que los servicios de Cablevisión y el teléfono estaban a nombre de Alejandro Vandenbroele. Desde el 20 de julio de 2008 hasta el 20 de agosto de 2010 fue Amado Boudou el cliente, pero desde el 20 de septiembre de 2010 hasta el 20 de diciembre el titular de los servicios fue Vandenbroele.También el juez corroboró que Vandenbroele pagó las expensas del departamento de Boudou y brindó ese domicilio y el teléfono fijo a Nextel para contratar líneas telefónicas. Las evidencias de que Vandenbroele se alojó allí son abrumadoras, pero Boudou insistió por escrito en que alquiló ese inmueble a Donatiello.Hasta ahí su explicación podía ser verosímil, pero el contrato complicó todo. Se podía pensar que informalmente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba