Fuentes de financiación para pymes sedientas,subsidios

La falta de oportunidades de financiamiento se suele mencionar como una de las principales carencias para las pymes, más aún para aquellas que empiezan su negocio. Juan Martín Rodríguez, especialista en crédito del Centro de Emprendedores del IAE Business School, dice que los pequeños empresarios tienen tres grandes fuentes de préstamos: los aportes no reembolsables de entidades gubernamentales, los créditos que otorgan bancos públicos y privados, y los capitales de riesgo de inversores que compran una participación minoritaria en la empresas nuevas.Los aportes no reembolsables son para montos no muy grandes y permiten financiar cierto porcentaje de un proyecto. No se devuelven, pero pueden estar condicionados por la necesidad de demostrar la disponibilidad para costear el resto. Rodríguez señala que los proyectos vinculados a la innovación en los productos y procesos tienen mayores posibilidades.El gobierno porteño tiene el programa Apoyo a la Competitividad Pyme, que da aportes no reembolsables para cubrir hasta el 50% de un proyecto por un monto máximo de $ 70.000. Para aplicar, se requiere una facturación de más de 24 meses, domicilio legal y habilitación en la ciudad. El programa Buenos Aires Emprende ofrece aportes para emprendedores que tengan menos de dos años de facturación. Son de hasta $ 70.000 y cubren hasta el 40% de un proyecto.La Secretaría de Pyme de la Nación (Sepyme) cuenta con el Programa de Acceso al Crédito y a la Competitividad, que entrega aportes no reembolsables. Las pymes pueden obtener un reintegro de hasta el 60% del proyecto y hasta $ 130.000. En el caso de emprendedores, se puede obtener hasta el 85% o $ 110.000.El director académico del Instituto Pyme del Banco Ciudad, Oscar Jofré, explica que para clasificar a las empresas por su tamaño se usa un nomenclador de la Sepyme, que las ordena por actividad y facturación máxima permitida para calificar como micro, pequeña y mediana empresa. Como emprendedores, se entiende las que tienen menos de dos años de facturación.La oferta de los bancos se orienta con mejores tasas para las empresas más grandes. Se ofrecen tasas fijas y variables, aunque la mayoría opta por las fijas por la memoria colectiva sobre las fluctuaciones económicas. Más allá de las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba