Advierten que 2013 finalizará con un fuerte déficit fiscal por el alza del gasto

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno volverá a incumplir este año su propia proyección de las cuentas públicas, al presentar tanto déficit fiscal y primario como financiero. Pero esto no generaría una mayor inflación, a raíz de la política monetaria más ortodoxa y de un crecimiento más suave en el consumo privado que en 2012.Así lo indicaron a LA NACION los analistas Nadin Argañaraz (Iaraf), Nicolás Bridger (Prefinex), Mariano Kestelboim (Sociedad Internacional para el Desarrollo) y Maximiliano Castillo (ACM).Aunque el presupuesto nacional -votado por el Congreso- incluyó un superávit primario de 2,3% del PBI y un resultado neutro (0%) a nivel financiero, con ahorros de $ 50.000 millones y $ 587 millones, respectivamente, los economistas afirmaron que estas previsiones no se cumplirán.Cercano al oficialismo, Kestelboim dijo que "pareciera ser que, como suele ocurrir a nivel local e internacional, habrá diferencias entre lo presupuestado y lo verificado; y, por lo registrado hasta el primer trimestre, este año se confirmaría esa tendencia". En cambio, los otros tres analistas calcularon un importante rojo en los dos niveles. "Es imposible que se cumpla la pauta de superávit", dijo Castillo.Argañaraz afirmó que, al igual que en 2012, habrá una fuerte diferencia entre la letra del presupuesto y la realidad: "Este año, que además tiene como aditivo ser electoral, se está proyectando un resultado primario deficitario por casi 20.000 millones de pesos y, a nivel financiero, la pérdida rondaría los 66.834 millones de pesos".Más moderado, Bridger hizo referencia a un déficit primario de 3000 millones (que se estiraría a 8326 millones si no se contabilizaran las transferencias del Banco Central y la Anses) y uno financiero de 40.000 millones.Sobre la base de la demorada información fiscal del Ministerio de Economía, Argañaraz indicó que en los primeros meses de 2013 hay una ligera brecha negativa (con un 30 por ciento de aumento de la recaudación frente al 33 por ciento de suba del gasto), por lo que Castillo sostuvo que "si bien se aceleró el crecimiento de la recaudación tributaria, la ejecución del gasto primario no exhibió ningún indicio de moderación, lo que justifica prever un deterioro adicional del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA