En las Fiestas, los manteros desbordan la avenida Avellaneda

 
EXTRACTO GRATUITO

Desbordada, sucia y sin control. Así está la zona del cruce de en las horas previas a las fiestas navideñas, con las , clientes que caminan frenéticos entre cajas de mercadería y bolsas de basura, y puestos de venta improvisados sobre el asfalto, principalmente, en las esquinas donde se montaron zapaterías, tiendas al aire libre y hasta un bazar con elementos para el hogar.

A la tensa convivencia cotidiana entre los comerciantes y los vendedores ambulantes, ayer se le sumó el caos por algunos cortes de luz, el tránsito por momentos colapsado y el hormigueo constante de personas comprando en forma compulsiva para aprovechar las ofertas.

"En la previa de Navidad ellos venden más que nosotros. A los locales no entra la gente", le dijo, resignada, Teresa a LA NACION, la propietaria de un comercio de venta de remeras para mujer. Allí cada unidad cuesta $ 40 al por mayor, casi el mismo precio que se consigue en la vereda. "Hace unos años podíamos convivir; ahora ya no porque cada vez ofrecen más rubros y la competencia es muy despareja", agregó.

La zona más problemática está sobre Avellaneda y las esquinas de Argerich, Helguera y Cuenca. En esos puntos se montaron zapaterías con cientos de cajas apiladas en la calle, venta de remeras, pantalones de fútbol, toallas y sábanas. "¡Hay manteles! ¡Hay manteles! Cada uno $ 50", grita el vendedor. "A nosotros nos echan a cada rato, pero a los que pagan por el espacio los dejan tranquilos", reconoce.

La oferta de precios es variada. Los zapatos de mujer, colocados en exhibidores sobre la calle, a dos metros del cordón, cuestan unos $ 300. Al lado se venden chombas para hombre, imitación de la marca del cocodrilo. Se pueden comprar tres unidades por $ 100. Se encuentran también, en los huecos entre los autos estacionados sobre Avellaneda, puestos de lencería: $ 60 los corpiños, $ 30 los boxers y $ 20 los slips. Con sólo caminar una cuadra se puede comprar todo lo necesario para vestir a una persona. Hasta se consigue perfume, con un valor de $ 150 para arriba.

En algunos sectores la confusión es tan grande que los percheros de los comercios se confunden entre los puestos de venta ilegal. Sobre todo porque en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA