Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 20 de Abril de 2022, expediente CNT 073232/2016/CA001

Fecha de Resolución20 de Abril de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT. DEF. Nº EXPTE. Nº 73232/2016/CA1 (57808)

JUZGADO Nº: 80 SALA X

AUTOS: “FERREYRA, CRISTIAN EMANUEL C/ OMINT ART S.A. S/

ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

Buenos Aires,

El Dr. G.C. dijo:

  1. Llegan los autos a conocimiento de esta alzada con motivo del recurso que, contra la sentencia de primera instancia, interpuso la parte demandada, mereciendo réplica de la contraria. Asimismo, la recurrente apela los honorarios regulados a los profesionales intervinientes por estimarlos elevados, mientras que el ex letrado del actor Dr. J.L.G. apela los propios, por estimarlos reducidos.

  2. Se agravia la parte demandada pues considera que la sentencia de grado carece de debida fundamentación, calificándola de subjetiva y arbitraria, por cuanto arguye que la magistrada “a quo” no realizó un análisis concreto de la pericia médica, sino que se limitó a hacer referencia a sus conclusiones, sin argumentar sobre la relación de causalidad entre el siniestro denunciado y las supuestas lesiones. Cuestiona la valoración del dictamen pericial producido en autos, pues sostiene que existen elementos concretos que resultan suficientes para apartarse del mismo e invoca la impugnación formulada en su oportunidad.

    Objeta la incapacidad psicofísica reconocida en el fallo apelado y arguye violación del principio de congruencia, pues en su parecer fue condenada de forma desproporcionada,

    errónea y sin prueba suficiente que acredite los hechos alegados por el accionante y por enfermedades no contempladas por la normativa vigente. Finalmente, critica el modo en que se impusieron las costas.

    A fin de clarificar la cuestión suscitada, creo oportuno destacar que arriba firme a esta instancia que con fecha 17/04/2016 el actor sufrió un accidente de trabajo (el que según surge de las constancias de la causa se produjo cuando se encontraba en el vestuario para cambiarse de ropa y patinó porque el piso estaba mojado, golpeando su Fecha de firma: 20/04/2022

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    pierna derecha), por el cual la aseguradora aquí demandada le brindó las prestaciones que estimó correspondientes en el marco de la ley 24.557 (ver fs. 8 y fs. 47vta.).

    Precisado lo anterior, se adelanta que no tendrá favorable andamiento la descalificación de la sentencia de grado, sustentada en falta de fundamentación,

    subjetividad, arbitrariedad e incongruencia, en tanto el escrito de expresión de agravios no contiene una crítica concreta y razonada del fallo en los aspectos indicados.

    En efecto, la recurrente se limita a manifestar mera disconformidad con lo resuelto, sin cumplir con los recaudos que establece el art. 116 L.O. Ello así porque la exigencia de que la expresión de agravios contenga una crítica concreta y detallada de todos y cada uno de los puntos del decisorio apelado, demostrativa de que es erróneo,

    injusto o contrario a derecho, no es meramente ritual, puesto que dicho escrito hace las veces de una demanda dirigida al Superior, por lo que su contenido determina los límites precisos de la actividad revisora.

    No resulta suficiente expresar un juicio sobre las pruebas producidas sin demostrar los pretendidos errores del J.. Los agravios deben tener por objeto rebatir la decisión del Juez con la que se resuelve el pleito, analizando críticamente sus fundamentos, a fin de poner en evidencia sus desaciertos o incongruencias con los hechos probados y el derecho, lo que no se advierte cumplido en la especie.

    Sin perjuicio de ello, no encuentro motivo para entender que la sentencia dictada sea arbitraria conforme lo sostuviera la recurrente, ya que la Sra. Juez “a quo”

    interpretó y valoró los hechos y la prueba producida conforme a derecho (art. 386

    C.P.C.C.N.) por lo que no puede hablarse en el caso que la decisión de grado carezca de fundamentación.

    En consecuencia, por los motivos expuestos, cabe desestimar la queja esgrimida en el punto por carecer el planteo de la entidad recursiva exigida por el mentado art. 116 de la L.O.

    Tampoco tendrá favorable recepción la crítica dirigida a cuestionar la valoración del dictamen pericial producido en autos, al entender la recurrente que existen elementos concretos que resultan suficientes como para apartarse de la experticia.

    En efecto, cabe memorar que si bien los jueces no se hallan vinculados por los dictámenes periciales...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR