Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 13 de Junio de 2016, expediente CIV 104617/2010/CA001

Fecha de Resolución13 de Junio de 2016
EmisorCamara Civil - Sala A

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A 104617/2010 “F, A L c/ E, J A y otros s/ Daños y perjuicios”.

Juzgado n° 101 Expte. n° 104.617/10 En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de junio del año dos mil dieciséis, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “A”

de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “F, A L c/ E, J.A. y otros s/ Daños y perjuicios”, respecto de la sentencia de fs. 268/273 el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores: HUGO MOLTENI - SEBASTIÁN PICASSO - RICARDO LI ROSI –

A la cuestión propuesta el Dr. H.M. dijo:

  1. - La sentencia de fs. 268/273 admitió la demanda entablada por A L F contra J A E y ARSEC S.A. En consecuencia, los condenó a pagar, dentro del plazo de diez días, la suma de trece mil ochocientos pesos ($

    13.800.-), con más sus intereses y las costas del juicio, haciendo extensiva la condena a “Provincia Seguros S.A” en su carácter de aseguradora del rodado de la parte demandada.-

    En su memorial de fs. 335/339, el apoderado de las emplazadas cuestiona la culpabilidad que el decisorio de grado les atribuyera.

    Asimismo, persigue la disminución de las partidas reparación de la unidad y daño moral.-

    Por su parte, el actor se queja del rechazo de la incapacidad sobreviniente y de los tratamientos recomendados. También se agravia de las sumas concedidas en concepto de reparación de motocicleta, privación de uso y gastos médicos, de farmacia y traslado. Estas críticas merecieron la respuesta del demandante a fs. 343/345.-

    Fecha de firma: 13/06/2016 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12058815#152296252#20160616091151854 2°.- Los emplazados centran sus críticas en el análisis de la prueba que efectuara el juez de la anterior instancia que lo llevó a tener por acreditada la verosimilitud del reclamo, en base a un único testigo, que se contrapone con el deponente aportado por su parte. En base a ello, entiende que los testimonios deberían ser anulados, no existiendo en autos, otro medio de prueba que demuestre la real ocurrencia de los hechos.-

    No está controvertido que en la fecha indicada el Sr.

    A L F circulaba a bordo de su motocicleta Honda por la calle Constitución, y que al llegar a la intersección con la calle S. de L. se produjo una colisión con un camión Iveco, conducido por el demandado, que circulaba por esta última.-

    Tampoco es motivo de discusión que al tratarse de una colisión producida entre un rodado y una motocicleta, resulta de estricta aplicación el criterio recogido en numerosos precedentes de esta Sala, según el cual la cuestión atinente a la responsabilidad debe regirse por las prescripciones del art. 1113, párrafo segundo “in fine” del Código Civil, que regula lo atinente a los daños causados por el riesgo de las cosas. Así, pues, el solo hecho de haberse demostrado que el vehículo de mayor porte –en el caso, un camión- tomó

    contacto con la moto, determinó que la víctima tuviese a su favor una presunción de responsabilidad que alcanza al dueño y guardián de la cosa riesgosa, quien, para eximirse de tal atribución, debía demostrar que el evento acaeció por culpa de la víctima, la de un tercero por quien no debía responder, o el caso fortuito que fractura el nexo de causalidad.-

    En este sentido, la tesis que deniega la neutralización de riesgos entre vehículos en movimiento, consagrada por la doctrina plenaria del fuero, dictada “in re” “V., E.F. c/ El Puente S.A.T. y otro s/ daños y perjuicios”, con fecha 10 de noviembre de 1994, se entiende excluida en los supuestos en que uno de los vehículos que protagonizan el accidente es, de menor entidad, lo que obliga a extremar el rigor con que deben aplicarse las disposiciones del tránsito que atañen al automovilista (conf. esta S., L. nº 54.180 del 9/10/89; nº 74.818 del 21/12/90 y nº 96.658 del 30/9/92; mis votos en libres nº 170.018 del 18/9/95; n° 220.667 del 31/10/97 y n°

    411.352 del 9/2/06, entre muchos otros).-

    A tal efecto, cobra relevancia la declaración testimonial ofrecida por la parte demandante. En punto a la mecánica del evento, el testigo R.J.P. –quien es el dueño del bar de la esquina donde ocurrió

    Fecha de firma: 13/06/2016 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12058815#152296252#20160616091151854 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A el accidente- refirió que “Yo esa tarde como estaba en el negocio salía afuera a fumar un cigarro con el mozo del barcito. En eso pasa la moto por Constitución, que venía por constitución, está cruzando L., ya casi termina de cruzar y viene un camión y se lo lleva por delante” (ver. fs. 100). Al ser repreguntado por el apoderado de las demandadas acerca del lugar del impacto, contestó “El camión la agarró sobre la parte izquierda de la moto. El camión la agarró con la parte de adelante” (ver. fs. 110vta).-

    Más allá de las circunstancias expresadas por el apoderado de las emplazadas en sus agravios, acerca de la contraposición del testimonio aportado por su parte, lo cierto es que comparto la valoración efectuada por el juzgador respecto a la precisión del relato de E.-

    La apreciación de la eficacia probatoria del testigo debe ser efectuada de acuerdo con las reglas de la sana crítica, atendiendo a las circunstancias o motivos que corroboren o disminuyan la fuerza de su declaración. En este sentido, el magistrado goza de amplias facultades pudiendo admitir las que, conforme con el correcto entendimiento humano, considere acreedoras de mayor fe, en concordancia con los demás elementos de mérito que obren en el expediente y, al mismo tiempo, desestimar las que no logren formar convicción (conf. Fenochietto- Arazi, Código Procesal, t.2, p.438 y su cita).-

    Conforme lo hasta aquí expuesto, habré de concluir, que los dichos del testigo presencial –que no ha sido impugnado por los emplazados- resultan apto para acreditar la mecánica del accidente, pues éste aparece coherente y carente de interés en el resultado del pleito, lo que permite otorgarle la fuerza probatoria, en los términos de los artículos 442, 445 y 456 del Código Procesal.-

    Por otro lado, el hecho de que el único testigo presencial aportado por el emplazado (M) sea dependiente de la accionada, motiva que el mismo sea analizado con suma rigurosidad. Es decir, para que el mismo tuviese fuerza de convicción suficiente sería necesario que estuviese corroborado por otros elementos objetivos que no dejasen ninguna duda acerca de su veracidad, circunstancia que no se da en el caso de autos.-

    Teniendo en cuenta lo expuesto, debió el demandado aportar pruebas que avalen los dichos del dependiente, pues se encontraba en cabeza del recurrente la carga de la prueba de la eximente alegada (conf. art. 1113, 2do. apartado, "in fine" del Código Civil), cuestión que no ha Fecha de firma: 13/06/2016 Firmado por: JUECES DE CAMARA, Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12058815#152296252#20160616091151854 llevado a cabo, por lo que no cabe más que rechazar el agravio formulado en cuanto a la responsabilidad atribuida.-

    En consecuencia, estimo que los argumentos ensayados no logran desvirtuar la presunción legalmente establecida, por lo que propondré que se confirme la sentencia apelada en lo que a este aspecto respecta.-

  2. - Seguidamente, habré de abordar la queja que introduce el demandante, en torno al rechazo de la partida incapacidad sobreviniente.-

    El actor se queja de que el sentenciante de grado se haya apartado de las conclusiones periciales, en tanto entendió que las lesiones físicas y psíquicas detectadas no tienen relación causal con el accidente.-

    Como bien señala el juez “a quo”, con motivo del accidente, el Sr. F fue trasladado al Hospital Santojanni, donde le realizaron estudios, se le diagnóstico politraumatismos y se le indicó el uso de collar cervical (cfr. hoja de guardia de fs. 128).-

    De los estudios ordenados por el experto surge “Electroencefalograma: Desprovisto de grafoelementos de tipo comicial” y “Radiografía Rx de cráneo normal” (ver. fs. 205 vta y documentación de sobre grande).-

    Al evaluar la columna cervical observó limitación de la movilidad en los movimientos de flexión, extensión y rotación del raquis cervical. A su vez, indicó que presenta signos vertebro-basilares como mareos y cuadro vertiginoso al realizar dichos movimientos. También sostuvo -a partir del examen radiológico- que presenta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR