Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 5 de Noviembre de 2018, expediente CNT 007092/2012/CA001

Fecha de Resolución 5 de Noviembre de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 113 158 (JUZGADO Nº 53)

EXPEDIENTE NRO.: 7092/12 AUTOS: “FERNÁNDEZ YONATAN EMMANUEL C/FRIGORÍFICO VISOM SA Y OTRO S/ ACCIDENTE – ACCIÓN CIVIL”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En Buenos Aires, a los 5 de Noviembre del 2018 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos y para dictar sentencia definitiva, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo a los fundamentos que a continuación se exponen:

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia de fs. 632/643, dictada por la Dra. F., que admitió la pretensión fundada en el Código Civil, se alzan las demandadas con los memoriales de fs. 644/655 y fs. 656/660 que no merecieron réplica.

    Asimismo, la ART cuestiona la cuantía de los honorarios regulados a favor de la representación letrada de la parte actora y de los peritos médico, contador e ingeniero por considerarlos altos.

    II) Por cuestiones de orden metodológico no trataré los agravios en el orden en que fueron interpuestos sino que comenzaré por el de Frigorífico Visom SA sobre la valoración efectuada de la pericial médica. Esgrime que las fechas y hechos referenciados por el actor en su demanda como lo manifestado al perito no concuerdan entre sí. Aduce que en la demanda relató que el día 23/04/10 una de las uñas del vehículo cedió y cayó con todo el peso e impulso sobre su pie derecho pero en la parte expositiva al perito tomó como fecha la del 25/08/11 y, por otro lado, el perito señaló que el actor en la demanda mencionó el tobillo derecho cuando la zona afectada es otra: PIE DERECHO. Por ello, invoca que deviene dudoso el daño por el que se reclama e incongruente la conclusión del perito (fecha y miembro afectado).

    En la demanda de fs. 8/24 el accionante relató que el 23/04/10 se encontraba operando un móvil denominado “clark” en la playa trasera de la planta Fecha de firma: 05/11/2018 Alta en sistema: 06/11/2018 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara Firmado por: MARINA EDITH PISACCO, SECRETARIA INTERINA #20862318#220598905#20181102090412918 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II transportando un carro de desechos y al disponerse a acomodarlo en el contenedor, una de las uñas del vehículo cedió y cayó con todo el peso e impulso sobre su pie derecho.

    En el dictamen médico de fs. 302/305 el perito informó

    que el actor le refirió que: “se accidentó el día 21/3/10 y el día 25/8/11. En el primero se traumatizó el cráneo sufriendo herida cortante en cuero cabelludo sin secuela alguna y en el segundo sufrió traumatismo de pie derecho aunque en la demanda menciona el tobillo derecho.

    Manifiesta que fue asistido por su ART y recibió el alta el 11/11/11”.

    El infortunio por el que se reclama es el segundo relatado al perito. Si bien no coincide la fecha señalada en el escrito de inicio con la relatada al perito, lo cierto es que la que tiene importancia es la indicada en la demanda y ésta ya había sido reconocida por la apelante en el conteste de fs. 192/209 más allá de errar en el año (2012) como lo reconoce en el recurso (ver p. I “a”).

    En cuanto al miembro afectado advierto que es el perito el que se equivoca. Del relato inicial surge claramente que el actor refirió que se dañó el pie derecho y no el tobillo, más allá de que no es exigible a una persona carente de conocimientos o recuerdos precisos de anatomía la distinción entre “el pie” y “el tobillo”, segmento de los miembros inferiores que linda y empalma con “el pie”, de modo que la apelación, en este sentido, me resulta inaceptable y lindante con una “chicana”.

    Es de recalcar que el perito informó que el examen del tobillo derecho resultó normal y que cuando dijo que la circunferencia es menor en el izquierdo que en el derecho se refirió al pie (nivel tarsometatarsiano) y no al tobillo.

    Por ende, más allá del error en la fecha, que se puede atribuir tanto al actor como al perito, no encuentro incongruente lo expuesto en la demanda con la pericia médica, por lo que voto por desestimar la queja.

    III) Cuestiona la empleadora que la Dra. F. no consideró sus planteos del responde. Sostiene que allí adujo un actuar negligente del demandante cuando dijo que “ninguna conducta de la demandada hubiera podido evitar el accidente del actor. La uña del vehículo no CEDE, se sube y baja, de acuerdo a la maniobra que haga el conductor de la misma, por lo cual fue el propio F., operario especializado, quien operó erróneamente las herramientas de trabajo, provocando por su Fecha de firma: 05/11/2018 Alta en sistema: 06/11/2018 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara Firmado por: MARINA EDITH PISACCO, SECRETARIA INTERINA #20862318#220598905#20181102090412918 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II negligencia e imprudencia el leve siniestro que padeció”. Critica que para la magistrada de grado hubo un reconocimiento del infortunio pero su parte nunca reconoció la mecánica del mismo. Agrega que el actor afirmó en el escrito de inicio que “cargar y/o descargar un recipiente de gran peso desde un vehículo denominado CLARK sin dudas acarrea consigo diversos peligros”, por lo que puso de manifiesto el conocimiento que posee sobre la maquinaria a utilizar y recaudos que implica laborar en ello. Se queja de que ello no fue considerado en la sentencia.

    Critica también la atribución de responsabilidad a su parte en virtud del art. 1113 párr. del CC aclarando que el reclamante no probó la intervención de la cosa riesgosa como causante del daño que padece. Indica que, si bien reconoció el accidente, no su mecánica y la misma no se encuentra demostrada por testigos y que sí denunció la ocurrencia fue a los fines de que la aseguradora otorgara las prestaciones pero ello no implica reconocer la mecánica del hecho ni la participación de bienes de su propiedad, ni bajo su custodia ni su carácter riesgoso. Refiere que fue el propio actor quien puso en riesgo su integridad física al no haber adoptado una posición segura para realizar la tarea.

    Para la magistrada de grado tiene relevancia el reconocimiento en autos del evento padecido por el actor y, en tales circunstancias, no puede negarse que la cosa que causó el daño, máquina clark, es una cosa riesgosa y peligrosa, como así

    también lo constituye la tarea que se encontraba haciendo F. al momento del infortunio ya que no contaba con los elementos de protección personal adecuados, por lo que tales circunstancias se constituyen en un factor de causación en el ámbito de lo dispuesto por el art.

    1113 del Código Civil, con lo cual debe apreciarse también que el carácter vicioso o riesgoso de las cosas que intervinieron y causaron el accidente resultaron eficaces para causar al accionante las secuelas físicas que porta, por lo que el dueño o guardián de la cosa debe responder por la creación del peligro potencial.

    Si bien es verdad que la mecánica en que se produjo la contingencia no fue reconocida, soslaya la apelante que para la sentenciante el “clark” es una cosa peligrosa y riesgosa de por sí –extremo que comparto- como también la tarea que estaba realizando el actor al momento del infortunio ya que no contaba con elementos de protección adecuados.

    Desde tal óptica, el accionante no debía acreditar la mecánica en que ocurrió el accidente sino la empleadora que el actor operó erróneamente la maquinaria.

    Fecha de firma: 05/11/2018 Alta en sistema: 06/11/2018 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara Firmado por: MARINA EDITH PISACCO, SECRETARIA INTERINA #20862318#220598905#20181102090412918 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA II No es cierto que la Sra. Juez a quo no tuvo en cuenta que Frigorífico Visom SA invocó negligencia del actor. En efecto, la magistrada consideró esa circunstancia sólo que para ella no fue demostrada en autos ya que los testigos M. y L. no presenciaron el momento del accidente.

    Memoro que habiendo la recurrente alegado culpa de la víctima, le incumbía a ella acreditar que el actuar del trabajador resultó negligente o imprudente para eximirse de la responsabilidad que le corresponde en los términos del art. 1113 del Código Civil –vigente a la época en que sucedieron los hechos- ante la palmaria evidencia de que el accidente guarda relación causal adecuada con el riesgo y con el vicio de cosas que estaban bajo su guarda (art. 377 CPCCN).

    El argumento de que el accionante adoptó una postura insegura deviene inatendible dado que no fue introducido en el conteste (art. 277 CPCCN).

    Y no está probado en modo alguno que el actor haya actuado contrariando una orden de su empleadora o contra el sentido común o, de algún modo, en forma negligente, temeraria o gravemente imprudente, por lo que no hay evidencia de que haya incurrido en obrar culpable de ninguna naturaleza al momento de ocurrir el accidente.

    Por lo expuesto, propongo desestimar la queja.

    IV) Se queja también Frigorífico Visom SA de la valoración de las pruebas que hizo la Dra. F..

    1. Refiere que como nota introductoria el perito ingeniero dijo que el 21/7/12 el edificio de la empleadora sufrió un incendio de magnitud y si bien el frigorífico se encuentra actualmente en funcionamiento, fueron afectadas severamente las oficinas administrativas, los archivos de documentación, el sector de recursos humanos y entre la documentación obrante en los archivos se encontraba la relativa a las tareas de seguridad e higiene, exámenes preocupacionales, periódicos, constancia de entrega de elementos de protección personal, ropas y herramientas de trabajo, constancia de capacitaciones. Con lo cual, esgrime, no pudo hacerse entrega al perito de la documentación solicitada en virtud del incendio acaecido criticando que ello no fue considerado por la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR