Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 13 de Julio de 2020, expediente CNT 014841/2015/CA001

Fecha de Resolución13 de Julio de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT. DEF. EXPTE. Nº: 14841/2015/CA1 (49041)

JUZGADO Nº: 39 SALA X

AUTOS: “FERNANDEZ SIERRA GUSTAVO ADRIAN C/ CJR S.R.L. Y OTRO S/

DESPIDO”.

Buenos Aires,

El DR. G.C. dijo:

Llegan los presentes actuados a esta instancia a propósito de los agravios que,

contra la sentencia de primera instancia, interponen la parte demandada a tenor del memorial obrante a fs. 228/230 con réplica de su contraria a fs. 237/239 y la parte actora a fs. 231/235

también mereciendo réplica a fs. 241/244.

Se queja el demandante toda vez que la magistrado de grado entendió

justificada la decisión de la patronal. Señala que al iniciarse la relación laboral todos los recaudos exigidos por la normativa (ley 1913, 20.429 y su decreto 395/75) ya se encontraban cumplimentados. Solicita se tengan por acreditados los pagos en negro denunciados. Apela el rechazo de las sanciones previstas en la ley 25.323 (art. 2) y la ley 24.013 y además de la multa contemplada en el art. 45 de la ley 25.345. Cuestiona la falta de extensión de la condena en forma solidaria al codemandado R.E.R. y forma en que fueran impuestas las costas.

Se agravia la accionada por cuanto la sentenciante “a quo” admitió el reclamo de horas extras deducido por el accionante. Cuestiona la valoración de las declaraciones testimoniales obrantes en autos. Afirma que el actor cumplía habitualmente 40 horas semanales y excepcionalmente 48 horas. Critica la condena a hacer entrega de los certificados previstos en el art. 80 de la LCT imponiendo que el certificado de pago de las obligaciones de seguridad social y sindicales deben ser suscriptos por un profesional contador público nacional. Recurre la forma en que fueran impuestas las costas y los honorarios regulados a la representación y patrocinio letrado de la parte actora y perito contador por considerarlos elevados así como los propios por bajos.

Por una cuestión de orden estrictamente metodológico habré de examinar en primer lugar los agravios vertidos por la parte actora.

Frente a los términos del memorial en análisis cabe destacar, que la crítica supone un análisis de la sentencia mediante raciocinios que demuestren el error técnico, la incongruencia normativa o la contradicción lógica de la relación de los hechos que el juez considera conducentes para la justa composición del litigio, de su calificación jurídica y de los fundamentos de derecho que sustentan su decisión y es debido a ello que la ley procesal exige que esa crítica sea razonada, es decir, que el apelante refute las conclusiones del fallo que considera erradas.

Fecha de firma: 13/07/2020

Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: L.J.A., JUEZ DE CAMARA

En ese orden de ideas, no caben dudas que los agravios intentados por el demandante no reúnen los requisitos de suficiente crítica y fundamentación exigidos por el código de forma para ser considerado una verdadera expresión de agravios (art. 116 2º

párrafo LO) pues, se limita a discrepar con la valoración efectuada por la sentenciante respecto de la extinción de la relación laboral sin señalar siquiera mínimamente el equívoco o desacierto del mérito atribuido a tales probanzas.

La exigencia de que la expresión de agravios contenga una crítica detallada y concreta de todos y cada uno de los puntos del decisorio apelado demostrativa de que es erróneo injusto o contrario a derecho no es meramente ritual, puesto que dicho escrito hace las veces de demanda dirigida al superior por lo que su contenido determina los límites precisos de la actividad revisora. “Criticar” es muy distinto que “disentir”. La crítica debe significar un ataque directo y pertinente de la fundamentación tratando de demostrar los errores fácticos o jurídicos que aquella pudiera contener. En cambio disentir es meramente exponer que no se está de acuerdo con la sentencia.

Arriba firme a esta instancia que el dependiente se negó a entregar la documentación original requerida por el empleador. Así las cosas, cabe examinar si la exigencia requerida por la empleadora en las comunicaciones de fecha 27/11/14 y 28/11/14 y por la que piso fin al vínculo laboral el 1/12/14 (ver fs. 23) era un requisito necesario por el GCBA a fin de renovar la habilitación como vigilador.

Tal como lo señala la magistrado de grado, del informe del GCBA se desprende que el actor fue habilitado para trabajar como vigilador y que dicha habilitación tiene un año de plazo. Además, surge que a los efectos de renovar la habilitación la ley 1913

y decreto reglamentario requiere título secundario. También indicó que al momento de la habilitación y renovación el actor cumplió con los requisitos exigidos por el art. 5 de la ley 1913 pero apuntó que el 8/9/14 se rechazó la solicitud de renovación por no cumplir con los requisitos previstos en la normativa citada (ver fs. 153).

No se discute en esta etapa que el actor reconoció la firma inserta en la documentación que se encuentra agregada a fs. 72vta (título secundario), 73vta (certificado analítico) y fs. 74/78 (francos compensatorios otorgados).

En este orden de ideas, resulta trascendental la declaración de la rectora del colegio Nº 8 D.E. 10 “J.A.R.C. en cuanto manifestó que el actor nunca fue alumno de su establecimiento y que jamás se le otorgó título secundario alguno. Agregó

que las autoridades firmantes que figuran en el mencionado título nunca se desempeñaron en el establecimiento indicado.

Sentado ello, advierto que no ha quedado acreditado en la causa el cumplimiento a lo dispuesto en los arts. 5º de ley local de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires N.. 1913/05 y su decreto reglamentario N.. 446/06, referido a la obtención de los respectivos certificados de título secundario y analítico.

Consecuentemente, la postura adoptada por el demandante...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR