Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 21 de Octubre de 2019, expediente CNT 007849/2015/CA001

Fecha de Resolución21 de Octubre de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 7849/2015/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA.83585 AUTOS: “FERNÁNDEZ, DIEGO ANDRÉS C/ PUNTA CARRASCO S.A. Y OTROS S/ DESPIDO” (JUZGADO Nº 47).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 21 días del mes de octubre de 2019 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

1) La sentencia definitiva de fs. 654/665 ha sido apelada por la demandada P.C.S., por la parte actora y por los codemandados R., P., M. y Ercoreca a tenor de los memoriales que lucen anejados a fs. 667/674, fs. 675/678, fs.

679/682 vta. y fs. 683/684 vta. El accionante y todos los codemandados contestaron agravios (v. fs. 687/689-690/vta.- 691/vta. y fs. 692/695). A su vez, el perito contador se queja porque considera reducidos los honorarios regulados en su favor (v. fs. 685).

2) P.C.S. se agravia porque se hizo lugar a la pretensión del actor. Afirma que está demostrado que desde el año 2001 hasta el 2014 el actor era empleado fijo y estable de Prefectura Naval Argentina. Cuestiona la valoración efectuada del peritaje contable pues, según sostiene, demuestra el carácter de trabajador eventual.

Afirma que los testigos que declararon a su propuesta también acreditan que el actor no era efectivo sino eventual. Subsidiariamente, cuestiona el salario tenido en cuenta por la magistrada de grado y solicita que se tome en cuenta la mejor remuneración percibida correspondiente a noviembre de 2013. Se queja por la condena a abonar salarios de febrero, marzo y abril de 2014 y vacaciones y SAC. Se agravia por la condena dispuesta con sustento en los arts. 10 y 15 de la ley 24.013. Subsidiariamente cuestiona el cálculo de la indemnización prevista en el art. 10 de la ley 24.013. Apela la condena dispuesta con sustento en el art. 2 de la ley 25.323 y la condena a entregar los certificados de trabajo. Por último, apela los honorarios regulados a la representación letrada de la parte actora por considerarlos elevados.

El actor se queja porque se rechazó la pretensión por horas extras y la indemnización prevista en el art. 80 LCT.

El codemandado R. se agravia porque se le hizo extensiva la condena.

Afirma que la desestimación de la personalidad jurídica debe quedar limitada a casos concretos. Señala que sostener que la actuación de Punta Carrasco constituye un mero recurso para violar la ley, el orden público laboral y la buena fe por una falencia registral que se encuentra sancionada por la Ley de Empleo resulta arbitrario.

Fecha de firma: 21/10/2019 Alta en sistema: 22/10/2019 1 Firmado por: L.M.D., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CÁMARA #24690895#247375308#20191021085920976 Los codemandados P., M. y Ercoreca también se quejan por la extensión de la condena. Señalan que P. y M. cuando se produjo el despido indirecto no formaban parte de la sociedad y por lo tanto carecen de legitimación. Por su parte Ercoreca sostiene que no era presidenta la sociedad anónima cuando se produjo el despido del accionante.

3) En primer término cabe señalar que la accionada no probó que el actor se hubiera desempeñado como extra de banquete, tal como alegó en el responde ni el carácter eventual del vínculo. En efecto, tal como sostuvo la magistrada de grado, considero que no se encuentran cumplidos los requisitos sustanciales a los que la ley sujeta la contratación eventual (cfr. art. 99 LCT) en tanto se encontraba a cargo de la accionada probar las exigencias objetivas que justificaron tal tipo de contratación.

Si bien tanto el art. 26 del CCT 125/90 como el art 7.6.2. del CCT CCT 389/04 prevén la categoría de “personal extra” y “extra eventos o especial”, dadas las características y particularidades del sector hotelero y gastronómico, ello no exime a la demandada de acreditar que el contrato no es por tiempo indeterminado (cfr. art. 92 LCT) sino eventual ya que la norma convencional es suficientemente clara en cuanto señala que recibirá dicha denominación todo aquel trabajador que sea contratado para prestar servicios “extraordinarios” y “transitorios” de la empresa, extremo que, precisamente, no logró acreditar la demandada ahora recurrente.

Así las cosas, comparto la valoración que efectuó la magistrada de grado de los testimonios brindados por S. (fs. 202/203), A. (fs. 204), V. (fs.

208/209) y Exixeira (fs. 215/216) porque todos dan cuenta de que el actor se desempeñó

como cajero del estacionamiento y que su jornada de labor era viernes, sábados, domingos, feriados y vísperas de feriados de 21 a 7.

Estos testimonios lucen convincentes porque tuvieron un conocimiento directo de los hechos sobre los cuales deponen ya que fueron compañeros de trabajo del actor y además son coincidentes y concordantes al describir las circunstancias de modo, tiempo y lugar así como la modalidad de trabajo implementada por la empleadora (conf.

art. 90 L.O.).

No controvierte lo expuesto los testimonios brindados a propuesta de la demandada. En efecto, el testigo C. (fs. 206) no conoce la modalidad de contratación que tenía el actor ni tampoco cuántas personas había en esa época aunque aclaró que el accionante era cajero del estacionamiento y que trabajaba los fines de semana en el horario de la discoteca. El testigo S. (fs. 217/218) también dijo que el actor se desempeñaba como cajero del estacionamiento los fines de semana (viernes, sábados y víspera de feriados) y aclaró que lo veía todos los fines de semana. Es decir de sus testimonios no se infiere que el accionante concurriera en forma ocasional a cubrir un evento o a reemplazar personal sino que su desempeño era de carácter permanente.

Fecha de firma: 21/10/2019 2 22/10/2019 Alta en sistema:

Firmado por: L.M.D., SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CÁMARA #24690895#247375308#20191021085920976 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V La testigo H. (fs. 609/610) dijo desempeñarse para la demandada desde el año 2010 como administrativa y dijo que concurre a la empresa durante la semana y cuando hay eventos. Explicó que la accionada se dedica a eventos y discotecas y que cuando ingresó a trabajar, el actor ya estaba. Coincidió en que el actor era cajero del estacionamiento y si bien lo catalogó como eventual y que los eventos eran en sábado, no sabe hasta cuándo el actor estuvo vinculado con la empresa ni en cuántas oportunidades le pagó el salario al actor. Tampoco da cuenta de porqué era supuestamente convocado el actor ni quiénes eran los cajeros “permanentes”.

El testigo León (fs. 611) dijo que ingresó a trabajar en el año 2006 y que el actor ya estaba y que se desempeñaba como cajero de estacionamiento. Si bien dijo que el actor no tenía días fijos y que trabajaba cuando lo convocaban, aclaró que estaba de 23 a 6 y que no sabe cómo se registraba el horario de ingreso y egreso del actor. Señaló que al personal que no es fijo se le abonaba al final de evento y que al actor se le abonaba al final del evento pero luego agregó que “no sabe el procedimiento para el pago del salario del actor”. Al igual que la testigo H. sólo afirmó en forma dogmática que el actor era convocado para eventos pero sin dar mayores precisiones acerca del personal efectivo ni cuántos cajeros se desempeñaban para la empresa.

Por su parte Acuña (fs. 612) dijo trabajar en Punta Carrasco desde el año 2003 y que el actor ingresó con anterioridad. Si bien conoce al actor de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba