Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 20 de Mayo de 2016, expediente CNT 036941/2010/CA001

Fecha de Resolución20 de Mayo de 2016
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA V Expte. nº CNT 36941/2010/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA.78269 AUTOS: “”FERNANDEZ DANIEL JOSE C/ CLUB ATLETICO RIVER PLATE ASOCIACION CIVIL S/ DESPIDO” (JUZG. Nº 16 ).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 20 días del mes de mayo de 2016 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

Vienen estos autos a esta alzada a propósito de los agravios que contra la sentencia de fs. 802/810 formulan la parte actora a fs. 811/821 y la demandada en los términos del escrito de fs. 831/841, los cuales merecieron réplica de la parte actora a fs. 852/864 y de la demandada a fs. 831/841 respectivamente. A fs. 822 apela honorarios el perito contador.

La sentencia dictada en la instancia anterior hizo lugar a las pretensiones resarcitorias reclamadas en la demanda, al reputar legítima la decisión del trabajador de considerarse en situación de despido al haberse demostrado que la ex empleadora hizo un ejercicio abusivo de sus facultades de dirección en los términos que prevé el art. 66 de la L.C.T.

Contra dicha solución se agravia la parte demandada, argumentando -en forma resumida- que en la causa no se encuentran reunidos los extremos fácticos necesarios para que se configure un exceso del ius variandi, en tanto sostuvo que “...dentro del proceso de reestructuración en curso del Área del Estadio e Instalaciones del Club se ha dispuesto del traslado al Predio de Ezeiza por razones de mejor servicio del siguiente personal del sector. A.. D.F.. Se mantienen las condiciones de su prestación en cuanto a jerarquía, categoría profesional, retribuciones, responsabilidades y Fecha de firma: 20/05/2016 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20105550#153835990#20160520114529720 carga horaria, sin perjuicio de la adecuación en particular de sus funciones específicas a las instalaciones del predio y modalidades de sus tareas conforme instrucciones y pautas que se impartirán oportunamente, encomendando disponga lo necesario para la inmediata implementación del traslado dispuesto, realizándose las pertinentes comunicaciones y asignaciones que sean menester.

Sentado lo anterior, liminarmente debo remarcar que, como subyace de la reseña efectuada, no es materia de discusión que uno de los requisitos que se exige para la validez de los “cambios relativos a la forma y modalidades de la prestación del trabajo”, es que éstos “no importen un ejercicio irrazonable de esa facultad” (conf. art. 66 cit.), lo cual implica que respondan a necesidades funcionales de la empresa.

Desde la precitada perspectiva normativa de análisis aprecio que, si bien en el escrito dirigido a este Tribunal se insiste en el hecho de haber considerado al actor como responsable directo del desarrollo de nuevas obras y del nuevo proyecto de resurrección institucional lo cierto es que ello no sólo no fue oportunamente comunicado al trabajador sino que como bien señala el J. a quo ni siquiera se han demostrado tales extremos con la prueba colectada a la causa. De ello se sigue que la decisión de modificar el lugar de prestación de servicios no aparece razonable ni justificada.

Como lógica consecuencia de todo lo expuesto, y al no hallarse cumplimentado uno de los recaudos legales que resulta esencial para la legitimidad del indiscutido cambio de las condiciones de trabajo, y más allá

de la importancia que reviste el lugar de trabajo en el contrato desde el punto de vista del trabajador, se torna abstracto analizar el cumplimiento de las demás condiciones que deben observarse para verificar la existencia de un ejercicio abusivo del ius variandi (vgr. no alteración de modalidades esenciales del contrato de trabajo y ausencia de perjuicio moral o material al Fecha de firma: 20/05/2016 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20105550#153835990#20160520114529720 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA V trabajador). E., deviene legítima la decisión del trabajador de considerarse en situación de despido, razón por la que voto por mantener lo decidido en la sentencia apelada.

Seguidamente se agravia la demandada por haber tenido por acreditada como fecha de ingreso del trabajador el mes de abril de 1989, con sustento en la prueba testimonial que no reputa idónea. Y lo cierto es que una mera lectura de los fundamentos expuestos a f. 836 vta. /837 se advierte que el apelante efectúa una mera discrepancia dogmática en su recurso por cuanto es claro que no rebate con fundamentos fácticos y jurídicos atendibles las razones que llevaron al judicante de grado a determinar la eficacia convictiva de las declaraciones testimoniales de S., G., G. y Escobar (cfr. 593/594,608/609, 616/619 y 620/621) ni mucho menos identifica donde centra la inconsistencia de sus dichos.

Desde esta perspectiva y a la luz de los lineamientos que informa el art. 116 de la L.O., la crítica deviene infundada para cuestionar el decisorio apelado en cuanto a este punto lo que impone su desestimación.

Con fundamento en lo “ut supra” expuesto y que contrariamente a lo afirmado por el apelante se ha dado cumplimiento a los requisitos previstos por el art. 11 de la Ley 24.013 en cuanto manda estando vigente el vínculo laboral cursar la comunicación pertinente a la AFIP denunciando la debida regularización. –ver fs. 232/233 – voto por mantener la procedencia de las multas previstas en los arts. 9 y 15 de la Ley 24.013.

Tampoco tendrá favorable acogida la queja de la demandada, en tanto cuestiona la admisión del incremento indemnizatorio del art. 2 de la Ley 25.323.

Cabe recordar que el recargo previsto en la norma citada procede en los supuestos en que el empleador resulte deudor moroso de las indemnizaciones previstas en los arts. 232, 233 y 245 –indemnización sustitutiva de preaviso omitido, integración del mes de despido e Fecha de firma: 20/05/2016 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20105550#153835990#20160520114529720 indemnización por antigüedad), “o las que en el futuro las reemplacen…”, siempre que ante la falta de su pago el acreedor intime a su cancelación y que la persistencia en el incumplimiento lo obligue a iniciar acciones judiciales o cualquier instancia previa de carácter obligatorio para percibirlas”.

De ello se sigue que para su procedencia es menester: a)

la existencia de obligación indemnizatoria en los artículos mencionados (despido directo o indirecto) ; b) el no pago de dichas indemnizaciones en tiempo oportuno ( la mora es automática a partir del distracto); c) la intimación fehaciente emplazando a su cancelación; d) que el trabajador se vea obligado a iniciar acciones judiciales o cualquier instancia previa de carácter obligatorio para percibirlas.

En el sub lite arriba firme que el actor le requirió

fehacientemente a su empleadora el pago de las indemnizaciones derivadas del distracto de conformidad con las pautas reales del vínculo laboral habido y por expresa negativa de su empleadora debió recurrir a la vía administrativa y judicial para el reconocimiento de su derecho, con lo cual, no advierto obstáculo alguno para la procedencia del incremento en cuestión.

A continuación se agravia la demandada por la procedencia de la multa prevista en el art. 80 de la L.C.T. sosteniendo haber puesto a disposición la totalidad de las certificaciones. Pero es el caso que la norma citada dice que “...si el empleador no hiciera entrega de la constancia o del certificado previstos respectivamente en los apartados segundo y tercero de este artículo dentro de los (2) días hábiles computados a partir del día siguiente al de la recepción del requerimiento que a tal efecto le formulare el trabajador de modo fehaciente, será sancionado con una indemnización a favor de este último que será equivalente a tres veces la mejor remuneración mensual, normal y habitual percibida por el trabajador durante el último año o durante el tiempo de prestación de servicios, si este fuere menor…” . Y en tal sentido, nótese que no sólo la parte actora cumplió con el requerimiento Fecha de firma: 20/05/2016 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20105550#153835990#20160520114529720 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA V fehaciente previsto por la norma sino que en definitiva no se hace entrega de las certificaciones de marras en tiempo oportuno y lo concretado alcanzó

únicamente al formulario PS.6.2. (v.fs. 96) que en modo alguno reflejó los datos reales del vínculo habido entre partes.

De acuerdo con lo que mociono tampoco en este punto observo elementos que me persuadan de apartarme de lo decidido por el Sr.

Juez de grado.

Critica la demandada también la procedencia de las diferencias por rubro antigüedad, comida y telefonía celular, tópicos sopesados en la base salarial a los fines del cálculo de las indemnizaciones.

Pero lo cierto es que teniendo en cuenta lo ya dicho acerca de la fecha de ingreso del actor que se sitúa en abril de 1989 cabe sin mas desechar tal segmento de la queja. Y en cuanto a los restantes aditamentos señalo que dicho cuestionamiento será analizado en forma conjunta con el agravio vertido por la actora en torno a la falta de inclusión de los valores por estacionamiento y por medicina prepaga en la base salarial.

Nótese que conforme la definición que, de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR