Fernández, en un acto con radicales para apuntalar a Lammens

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando faltan cinco semanas para las elecciones, el candidato a presidente Alberto Fernández reforzó su campaña en la ciudad de Buenos Aires con un baño de alfonsinismo y por primera vez habló como si ya hubiera ganado los comicios.En el restaurante Lalín, un emblema del radicalismo, el candidato del Frente de Todos reivindicó la figura de Raúl Alfonsín y, parafraseando al expresidente, dijo: "Cuando termine nuestro mandato se van a cumplir 40 años desde la recuperación de la democracia. El mejor homenaje que le podemos hacer a Alfonsín es demostrar que con la democracia se come, se cura y se educa".Fernández ocupó el centro de la mesa principal escoltado por el candidato a jefe de gobierno Matías Lammens y el dirigente radical Leandro Santoro, organizador del acto.En la mesa también estuvieron el diputado Leopoldo Moreau, el legislador Mariano Recalde y el sindicalista de los bancarios Sergio Palazzo.En la calle, sobre Moreno al 1900, militantes agitaron banderas rojas y blancas con la imagen de Alfonsín.El expresidente también fue evocado en la consigna del acto: "Ahora Alberto", en una reformulación de "Ahora Alfonsín", la frase usada en la campaña presidencial de 1983, cuando el candidato radical se impuso ante el justicialista Italo Luder.El nombre del "padre de la democracia" resonó una y otra vez entre los presentes, entre los que se mezclaron también varios peronistas cercanos a Fernández, como Víctor Santa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA