Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 12 de Julio de 2011, expediente 16.850/09

Fecha de Resolución12 de Julio de 2011

Poder Judicial de la Nación Causa Nro. 16.850/09

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 86.844 CAUSA NRO. 16.850/09

AUTOS: “FERIGO CARLOS ANTONIO C/ CENTRO PRIVADO DE SALUD MENTAL

S.R.L. Y OTROS S/ DESPIDO”

JUZGADO NRO. 55 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 12 días del mes de Julio de 2.011, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo a la correspondiente desinsaculación, se procede a votar en el siguiente orden:

El D.V. dijo:

I)- Contra la sentencia de fs.183/187 apelan ambas partes, presentando sus memoriales: el actor a fs.198/204 y las demandadas a fs.195/196. El Dr. Carlos A.

Vázquez apela sus honorarios a fs.193/194, cuestionando la discriminación de aquellos que fueran regulados a favor de la representación letrada de la parte demandada por considerar inequitativo el porcentaje a él asignado, y apela por bajos los honorarios que le fueran regulados en la representación de los codemandados V. y Fraschina, cuestionando al mismo tiempo la regulación única cuando sostiene habría ejercido la representación de cada uno de ellos por separado.

II)- La parte demandada se queja por la condena al pago de la sanción prevista en el art.2 de la ley 25.323 y por la distribución de las costas. Apela los honorarios regulados a todos los profesionales intervinientes, por elevados.

El actor, a su turno, apela el rechazo de la multa reclamada con sustento en el art.45 de la ley 25.345 –modificatoria del art.80 de la LCT-, insistiendo en plantear la inconstitucionalidad del dec.146/01. Apela también que se desestimara su pretensión fundada en el art.132 bis de la LCT, destacando que nunca fue afiliado a la obra social correspondiente, siendo que se le descontaban los aportes con ese destino. Insiste en la multa del art.1 de la ley 25.323, a cuyo fin hace hincapié en la declaración del testigo D.L., y finalmente se queja porque se rechazó la extensión de responsabilidad peticionada respecto de los socios gerentes y la aplicación del art.9 de la ley 25.013.

Apela por elevados todos los honorarios regulados. El Dr. I.R.S. apela sus honorarios por bajos.

III)- Memoro que F. se desempeñó a las órdenes de la demandada desde el 1 de julio de 2005 en tareas de mantenimiento, hasta que fue despedido el 27

de abril de 2009, a tenor de la misiva obrante en copia a fs.34 (reconocida a fs.59).

Llega firme a esta instancia que el despido fue injustificado, al no haberse acreditado la causal descripta en la misiva rescisoria. El demandante invocó que su salario era abonado en forma parcialmente marginal, puesto que ascendía a $1.750.-, mas sólo 1

Poder Judicial de la Nación Causa Nro. 16.850/09

figuraba en el recibo la suma de $1.455,89.- (ver demanda a fs.4vta. in fine, fs.5).

Comenzaré por analizar este segmento del recurso del actor, quien insiste en su memorial en que el testigo D.L. respalda la versión volcada en el inicio. El actor acompañó a fs.52/58 recibos de haberes, de los que surge que su salario bruto ascendió a $1.775,50 (al mes de febrero de 2009). La única prueba tendiente a demostrar los pagos marginales del salario es la declaración de D.L. (ver fs.147/148), quien fuera su compañero de trabajo y se desempeñara como empleado administrativo del centro de salud explotado por la demandada. Sostuvo que veía al actor realizando tareas de mantenimiento, entre las 8 y las 16 hs. –el testigo trabajaba de 9 a 15 hs.-, que a veces se quedaba más tiempo, y que sabe que cobraba $1.700

porque a veces le pagaban todo o parte del salario en efectivo y –en este último caso-

el resto lo depositaban, que muchas veces cobraban en la oficina de la secretaria del codemandado V. y otras veces en la oficina donde trabajaba el testigo, por lo que ha visto al actor cobrar de esa forma, y manifestó que en el recibo de sueldo figuraban $250 de menos, que era lo que cobraba “en mano”. Observo que la declaración va más allá de lo expresado escuetamente sobre el punto, en la demanda, puesto que el accionante nada describió sobre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR