Femicidios: el drama de las mujeres asesinadas por sus hombres

 
EXTRACTO GRATUITO

Las luces de neón proyectaban un cono de luz sobre el ingreso al hotel Paraíso. Era una noche pesada en el sur del conurbano, y dentro del motel Zuñida no entendía por qué su pareja estaba tan nerviosa y no podía tener una erección. Hasta que él se lo confesó: "Me mandé una gran cagada: maté a esa vieja de mierda porque te quería presentar a un tipo, y vos sos mía. ¿Entendiste? Y no vas a salir con nadie más que yo".

que vivía en Transradio, localidad del partido de Esteban Echeverría, y que ante el maltrato que recibía su amiga Zuñida le había prometido que le presentaría "un buen chico", "un candidato" que la alejara de su pareja de entonces, un remisero violento que solía maltratarla.

Esa cita nunca se concretó. Quiroga fue sorprendida en su peluquería: la golpearon con vehemencia y luego la apuñalaron dos veces en el pecho, cerca del corazón; murió al instante. La policía fue alertada por un vecino que encontró el cuerpo desangrado, en medio de la peluquería, y vio cómo huían dos personas. Horas más tarde los investigadores le tomaron declaración a Zuñida y ella contó cómo su novio le había confesado el crimen en el hotel Paraíso.

El caso sucedió el 10 de abril del año pasado y es uno de los . "Las cifras siguen siendo alarmantes: . Los crímenes son cada vez más violentos y a las mujeres se las sigue matando pese a que muchos hechos de violencia son denunciados y hay restricciones judiciales", dijo a LA NACION Fabiana Túñez, directora ejecutiva de la asociación civil .

Esta ONG es una de las pocas entidades que en la Argentina vienen siguiendo los casos de violencia de género y que confeccionan estadísticas. Su último estudio reveló que de los . Eso significa que tres de cada 20 femicidios podrían haber sido evitados si las víctimas hubiesen recibido la protección necesaria por parte del Estado.

"Los femicidios se multiplican y la violencia contra la mujer aumenta porque falta conciencia en la sociedad. No hay estadísticas oficiales y sin eso no se puede aplicar ningún plan de prevención. Hay que contar lo que pasa y permitir que se genere un debate en torno al tema. Que en las escuelas se pueda dictar educación sexual sin ningún prejuicio", dijo a LA NACION Verónica Catinari, integrante de la .

La Defensoría General de la Nación también difundió un estudio que precisa que durante 2014 se recibieron 2725 consultas; un tercio de ellas fue por violencia de género. De esa cantidad, en 763 oportunidades se brindó patrocinio jurídico.

"Surge de las denuncias que más de la mitad de los agresores tenían comportamientos violentos fuera del hogar, y tres de cada diez denunciantes refirieron que registraban antecedentes de violencia en relaciones previas. En la mitad de los casos las consultantes señalaron que sus agresores sufren de algún tipo de adicción, asociada en general al alcohol, las drogas o ambas", detalla el informe de la Defensoría.

Si bien los datos difundidos por no incluyen los crímenes ocurridos este año...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA