Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 21 de Septiembre de 2020, expediente CNT 073086/2015/CA002

Fecha de Resolución21 de Septiembre de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA NRO.:

EXPEDIENTE NRO.: 73086/2015

AUTOS:FEDERACION ARGENTINA DE EMPLEADOS DE COMERCIO Y

SERVICIOS c/ MINISTERIO DE TRABAJO EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Y

OTROS s/OTROS RECLAMOS

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, el 05 de agosto de 2020, luego de deliberar en forma remota y virtual mediante los canales electrónicos disponibles, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, atento a lo dispuesto en el Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo Nacional Nº

297/2020 (prorrogado mediante posteriores decretos), en función de la emergencia sanitaria declarada en la República Argentina mediante Decreto N.. 260/2020 y a lo dispuesto en las Acordadas dictadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, los integrantes de la S. II, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. V.A.P. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia de fs. 562/65, que desestimó la pretensión, se alza la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios a tenor del memorial de fs. 566/69, replicado por el Ministerio de Trabajo,

Empleo y Seguridad Social de la Nación a fs. 575/76, por las Cámaras Empresariales citadas como terceras a fs. 578/81 y por el Sindicato de Empleados de la Industria del V. y afines de la República Argentina (SEIVARA) a fs. 583/84. También recurre el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, quien lo hace a mérito del escrito de fs. 571/73, cuya réplica luce agregada a fs. 586/87.

II) Trataré seguidamente el recurso que deduce la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios, en el que objeta, básicamente, que la magistrada a quo entendiera que carecía de legitimación activa y, por ello, desestimara el planteo de nulidad que formulara al demandar respecto de la Disposición de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo nº. 84/2014 (adoptada el 4/2/2014, y publicada en el Boletín Oficial el 26/3/2014), homologatoria del convenio colectivo nº 683/2014, suscripto por el Sindicato de Empleados del V. y afines de la República argentina (SEIVARA),

por una parte, y por la Cámara del V. Plano y sus M. de la República Argentina, la Cámara Argentina de Fabricantes de V., y la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y Afines. Adelanto que la crítica tendrá favorable recepción en mi propuesta.

Fecha de firma: 21/09/2020

Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

III) Comienzo por señalar que, en el sub lite, no estamos en presencia de un supuesto de encuadramiento sindical, en tanto no se constata la existencia de un conflicto de derecho entre dos o más asociaciones, concerniente a la representación de determinado grupo de trabajadores (ver, en este sentido, el Dictamen nº. 48777,

adoptado en la causa “Unión de Trabajadores Hoteleros Gastronómicos de la República Argentina UTHGRA c/ Supermercados California s/ Ley de Asociaciones Sindicales, del 20/8/2009, de la F.ía General del Trabajo; entre muchos otros). Tampoco frente a una contienda puramente normativa en la que se discuta si a determinado colectivo de trabajadores se les aplica o no un convenio determinado, es decir, frente a un conflicto de encuadramiento convencional.

Por el contrario, a mi modo de ver, lo que articulara la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios en su presentación inaugural, y lo que ejerce en los presentes actuados, es una acción de nulidad en defensa de su personería gremial, que, según dijo -lo que reitera en su memorial-, primero fue invadida por el Sindicato de Empleados del V. y afines de la República Argentina (SEIVARA) al suscribir el CCT 683/2014, y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, mediante la Resolución nº. 84/2014 que ahora impugna, en forma posterior convalidó esa invasión.

Y agrego, en razón de lo expuesto por la señora F. Adjunta Interina en su dictamen (fs. 593), que el hecho de que en la presente acción de nulidad colisionen dos sindicatos (FAECYS y SEIVARA) y también se hallen en tela de juicio dos convenios colectivos (CCT 130/75 y 683/2014), no significa -como lo dije antes- que se constate un conflicto de encuadramiento sindical, ni de encuadramiento convencional; en tanto lo que se objeta es la validez de un acto administrativo de carácter general y no se discute quien tiene la representatividad de un determinado colectivo de trabajadores o cuál es la normativa aplicable a él, lo que conduce a descartar ambos supuestos.

Ahora bien, desde mi perspectiva, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios tiene legitimación activa para cuestionar la validez de la Resolución DNRT 84/2014.

Dispone el artículo 2 del CCT 683/2014, en el cual se delimita su ámbito de aplicación subjetivo, que el acuerdo rige “para todo el personal que ejecute tareas en todos los establecimientos de la industria del vidrio y afines íntegramente, es decir donde se comercialice y/o fabrique y/o funda y/o manipule y/o transforme y/o distribuya, incluyendo en tal sentido a los talleres, salones de venta de vidrios cortados a medida, y/o industria automotriz (repuestería, fábrica) y/o ingeniería (vidrios para construcción), y/o anteojos recetados (ópticas) y/o cristal en cualquiera de sus formas, y/o lanas e hilos de vidrio, y/o fibra óptica, y/o vidrios al soplete, y/o envases medicinales, y/o vidrio decorado, y/o vidrio hueco; como así también en los Fecha de firma: 21/09/2020

Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

establecimientos donde el mayor porcentaje de comercialización del mismo sea el vidrio en cualquiera de sus formas, perfilería de aluminio, en cerramientos y aberturas”.

A mi juicio, a tenor de esa delimitación subjetiva de aplicación del acuerdo convencional, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios tiene legitimación activa para cuestionar la validez de la Resolución DNRT

84/2014 y pudo, válidamente, considerar invadida su personería gremial.

Tal como se desprende del pronunciamiento de esta S. en la causa nº 42.059/2012, “Ferder, A.c.V., I. s/ despido”, se encuentran dentro de la órbita de representatividad de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios todos los empleados que cumplen tareas en una organización empresarial que explota un establecimiento de tipo comercial, sea que obtenga su beneficio de bienes muebles, inmuebles o servicios. Es claro, por tanto, que la inclusión de dependientes avocados a la comercialización de elementos de vidrio en el artículo 2 del CCT 683/14, responde a ese mismo ámbito subjetivo de la FAECYS.

De lo expuesto se sigue que, contrariamente a lo afirmado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación en su responde (fs.

71/77), la entidad sindical accionante tiene un interés concreto, personal y directo que justifica su pretensión ante el órgano jurisdiccional, en tanto es la titular de la personería gremial a priori invadida y, como tal, la única facultada para defenderla Es que, si la entidad que la posee no se encuentra habilitada para defender su personería gremial: ¿entonces quién?

IV) Aclarado ello, seguidamente me adentraré en el tema de fondo.

Los convenios colectivos son, esencialmente, un contrato y, como fruto de la autonomía privada colectiva de negociación, sirven para reglar las condiciones de trabajo y las relaciones entre los trabajadores de un determinado oficio o actividad y los empleadores de la actividad o que empleen dependientes de tal oficio. Ese alcance “erga omnes”, empero, se limita, como es obvio, a quienes intervienen real o fictamente (por representación abstracta) en la negociación colectiva, de conformidad con el proceso regulado por el Decreto 199/88 (art. 4 de la ley 14.250).

En su parte inicial, el artículo 2 del mencionado decreto 199/88 dispone que “[l]a determinación del ámbito funcional y territorial del convenio colectivo de trabajo a negociarse, deberá corresponder, para el sector sindical, con el definido en el acto de otorgamiento de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR