Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 26 de Junio de 2017, expediente CNT 030385/2013/CA001

Fecha de Resolución26 de Junio de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 91894 CAUSA NRO. 30.385/2013 AUTOS: “FARIAS ROBERTO OSCAR C/FATE SAICI S/DESPIDO”

JUZGADO NRO. 71 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 26 días del mes de junio de 2.017, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.M.P. de I. dijo:

  1. La sentencia de fs.480/484 ha sido apelada por la parte demandada a fs.485/490.

  2. Se queja la demandada por la condena al pago de los rubros salariales e indemnizatorios derivados del despido indirecto en el que se colocara el actor.

    Argumenta en torno de la conducta asumida por el Sr. F. –a la que califica como de mala fe- con relación a los controles médicos que la demandada instó

    durante el año 2010, y con relación a las Juntas Médicas solicitadas por la demandada en el 2011 y la negativa del actor a concurrir, así como las conclusiones de la Junta Médica del 11/7/2011. Cuestiona la valoración del intercambio telegráfico y de los testimonios de O.M., C. y Miragaya con relación a la posibilidad de otorgar tareas en turnos fijos y diurnos.

    Insiste en la excepción de prescripción respecto de las diferencias salariales, y apela la admisión de los salarios supuestamente devengados desde la fecha del alta médica en mayo de 2011 hasta el cese así como el pago de la integración del mes del despido, en ambos casos bajo el argumento de que se hallaba en curso del plazo del art. 211 de la LCT. Finalmente, sostiene que las vacaciones habrían sido abonadas en la segunda quincena de agosto de 2011 conforme informe bancario, y apela la admisión de la sanción del art.2 de la ley 25.323, la tasa de interés fijada, la imposición de las costas y los honorarios regulados a la representación letrada del actor y al perito contador por elevados.

  3. Memoro que el actor prestó servicios desde el 8 de abril de 2004 en la fábrica de neumáticos que explota la demandada, primero en tareas de “trucker”

    y armador de tractor trasero y luego en tareas de cabina de pintura –categoría K del CCT 636/11-, bajo un sistema de turnos rotativos de acuerdo al equipo de trabajo que se identifica por medio de un sistema de colores. Comenzó a gozar de licencia por enfermedad, en el marco del art.208 de la LCT, en febrero de 2010, y el 25 de febrero de 2011 le fue comunicado que comenzaba el período de reserva de puesto hasta el 24 de febrero de 2012. El 2 de mayo de 2011 informó en forma Fecha de firma: 26/06/2017 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.M.P.D.I., JUEZA DE CAMARA #20183143#182323129#20170626122424093 Poder Judicial de la Nación fehaciente a la empresa que su médica tratante había otorgado el alta para reinsertarse a trabajar en turno diurno, lo que mereció el rechazo de la empresa informándole que “nuestro servicio médico considera que aún no se encuentra en condiciones como para retomar tareas normales sin riesgo a su salud”. La J. explicó que esta apreciación del servicio médico no respondió a una revisación efectuada al actor, que controvirtió la prescripción médica sin haber efectuado un control verdadero, criterio que según lo que seguidamente examinaré adelanto que he de compartir.

    En efecto, la demandada rechazó la intimación del actor dirigida a obtener la reinserción en su trabajo en base a que su servicio médico “considera que aún no está en condiciones de retomar sus tareas normales sin riesgos para su salud….”, al tiempo que le aclaró que no contaba con puestos de trabajo compatibles con su estado de salud y en horario diurno (fs.59vta.), ello teniendo en cuenta que el actor comunicó que contaba con alta médica y que solicitaba reubicación laboral “en horario diurno” (CD del 2/5/2011). En la misma respuesta la empresa expresó que no contaba con puestos de trabajo en disponibilidad compatibles con sus aptitudes laborales o “que pudieran considerarse en horario diurno en relación a su diagnóstico y recomendación de los facultativos”. Ante la respuesta emanada de la demandada, el actor pidió una Junta Médica, la que se llevó a cabo en la Delegación Tigre del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, cuyas conclusiones coincidieron con el diagnóstico de la médica tratante del dependiente. La demandada la cuestiona insistiendo en que no fue revisado por un psiquiatra y pidió nueva junta médica a la que según refiere, el actor no se presentó –fue notificado sobre esta supuesta nueva Junta Médica en forma contemporánea con la decisión del trabajador de considerarse despedido el 15 de agosto de 2011 (notificaciones de los días...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR