Una familia fallada

 
EXTRACTO GRATUITO

Uno de los grandes temas del teatro argentino de las últimas décadas es la familia disfuncional. José María Muscari escribió El secreto de la vida, una obra sobre una familia que él prefiere definir como "fallada". Imagina un experimento: si les sacara una foto a esos personajes, el resultado sería un núcleo tradicional, con un matrimonio que lleva 40 años y sus tres hijos. Claro que los Garcés están cincelados con el estilo único, estridente y provocador del realizador: "Lo disfuncional no tiene que ver con la estructura familiar, sino con lo que le pasa a cada uno con su propia existencia".Muscari tejió este entramado de criaturas con "acidez emocional". Un patriarca adicto a la marihuana en sus horas finales (Manuel Callau), una madre alcohólica (Cecilia Rossetto) y otros seres con sus vicios, batallas y sus fallas rondan esta casa. La actriz define a estos personajes como "pasiones a punto de explotar" y el actor precisa el género: "Es una comedia negra, donde todos están en un momento crítico".La estética no es un elemento más para Muscari, no importa qué esté contando: "Es una obra muy fashion, están vestidos todos como para la tapa de Caras. La muerte no está tratada desde un lugar lúgubre. Tiene más de fiesta que de velorio y es, por un lado, la posibilidad de ver en algo muy sorpresivo a Manuel, y, por el otro, el pretexto para encontrar a Cecilia en algo distinto, muy distinto. Ellos tienen su nombre, no necesitan de mí, pero es un cruce genial".–Muscari tiene un estilo, a veces cuestionado, por su faceta mediática. ¿Tuvieron prejuicios cuando analizaban ingresar en el proyecto?Cecilia Rossetto: –Sí, al principio. Me acerqué de modo precavido porque para ingresar en su mundo hay que quitarse esos prejuicios. Como viví fuera del país mucho tiempo, no conocía de modo exhaustivo su trabajo y lo primero que me llegaba de Muscari era su parte mediática. A veces, los círculos cerrados te hacen prejuzgar. Él pertenece a una juventud que hace cosas increíbles, como Santiago Loza o Javier van de Couter, con quienes trabajé. Tiene una capacidad brutal de trabajo muy superior a ese Muscari mediático, y además conoce mucho lo popular, que no es algo que me podría haber alejado de un proyecto, no me hace ruido ese concepto. Es más: le he dedicado mi cabeza a lo popular.Manuel Callau: –A veces se mezclan dos conceptos, que son lo popular y la construcción mediática, y que no tienen nada que ver entre sí. En esta mesa estamos todos preocupados por lo popular...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA