Un faltazo de la cúpula de la CGT postergó el debate sobre el blanqueo laboral

 
EXTRACTO GRATUITO

En una jugada que tiene como telón de fondo la puja por los fondos de las obras sociales, la pegó el faltazo en el Senado e hizo fracasar el debate en comisiones del proyecto de que impulsa la Casa Rosada para detener el aumento del índice de desempleo.La jugada de la central obrera provocó fuerte malestar en el oficialismo, que, como contrapartida, le pidió al ministro de la Producción, Dante Sica, que esperaba en el despacho de un senador de Cambiemos, que tampoco se presentara ante el plenario de las comisiones de Trabajo y de Presupuesto y Hacienda, como estaba previsto."No sé por qué no vino la CGT", respondió, lacónico y serio, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), ante la consulta de LA NACION acerca de las causas de la ausencia de la delegación sindical.Más directo aún fue Julio Cobos (UCR-Mendoza), quien apuntó sus dardos a la central obrera. "Se había acordado, esta no era una reunión improvisada", se quejó.El radical fue más allá y reveló detalles de las negociaciones. "Hasta se había tenido el gesto de esperar la marcha de la CGT" del jueves pasado, aseguró Cobos, dejando en claro que la presentación del proyecto fue sincronizada con la cúpula sindical.La lectura política más extendida ayer en el Senado, compartida por el oficialismo y el PJ, ponía los $13.000 millones que el Gobierno sumará para las obras sociales en el centro de la escena. Y el faltazo fue leído como una jugada de la CGT para presionar al Poder Ejecutivo a que gire esos fondos a los gremios.Desde la central obrera no hubo una explicación oficial sobre la ausencia ante los senadores.Sin embargo, fuera de micrófono, se argumentó que los abogados de la CGT habían encontrado una cláusula abusiva en materia de condonación de deudas y multas que beneficiaba a los empresarios.Sin embargo, esta explicación quedó desarticulada apenas comenzó el plenario, cuando Roberto Basualdo (Cambiemos-San Juan), autor del proyecto, anunció la modificación del artículo cuestionado.Sin la CGT ni el ministro Dante Sica, la reunión terminó convertida en una pulseada política en la que nadie quería hacerse cargo del fiasco."Si esto tiene...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA