Un fallo revolucionario que prioriza el deseo y el bienestar de una hija

 
EXTRACTO GRATUITO

A menos de un año del estreno del nuevo Código Civil se produjo una sentencia revolucionaria, que materializa la ampliación del uso del tercer tipo de adopción, que es el de integración: cuando se adopta al hijo del cónyuge o del conviviente. Es el caso de una madre que había adoptado a una nena de ocho años y que se le permitió compartir la patria potestad de esa hija con un ex novio.

"No se trata de un marido, ex marido o pareja de larga historia, sino de un ex novio que no vive con ellas, pero que igual se convirtió en padre. El juez hizo lugar plenamente al deseo de la niña, se la privilegió y la relación de ella con ambos padres. Se reconocen mutuamente como padre e hija y se da todo el lugar a ese reconocimiento. Esto fue posible gracias a la actitud de la madre, que acompañó la consolidación del vínculo, y un padre que no retrocedió", sostiene Adriana Abeles, presidenta de la Fundación Campos del Psicoanálisis, que desde su equipo Reanudar acompañó a la madre durante todo el proceso.

Intentar todos los caminos

María (prefiere no usar su verdadero nombre para resguardar la identidad de su hija) siempre supo que quería ser madre. Y cuando el reloj biológico la acechaba, decidió buscarlo por su cuenta. Intentó todos los caminos, y para eso tuvo que romper muchos mitos: ser madre soltera, después adoptar y finalmente que fuera un chico más grande.

"Arranqué con chicos de hasta dos años, después cuatro y me estiré hasta los seis. Y enseguida llegó Anita, que tenía ocho", cuenta esta mujer que adoptó con 48 años a su hija, en 2011.

Cuando adoptó a Anita, Juan, ex novio, conmovido y decidido, se acercó a acompañarla. De allí intentaron de nuevo una relación. "No fue algo planeado. Se fue dando naturalmente. Juan se fue ensamblando en las situaciones de cuidado de ella, lo que significó un gran apoyo, fue tomando roles e incorporándose a toda la rutina, desde buscar colegios hasta cualquier otra cosa. A los cinco meses de estar juntos ella le...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA