El factor Seven y su influencia a futuro

 
EXTRACTO GRATUITO

De la mano del alentador debut de los Pumas en el Rugby Championship 2014, y con la esperanza de la revancha ante los Springboks pasado mañana en Salta, el rugby argentino se anotó dos hitos históricos en 48 horas por intermedio de una especialidad que, de a poco, va ganando lugar en la escena de la alta competencia internacional: el Seven. Primero, el título de Buenos Aires en Twickenham, la catedral del rugby, y luego, la medalla plateada de los Pumitas M 18 en los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se están desarrollando en Nanjing, China.Lo que consiguieron los chicos en Nanjing tiene una trascendencia que quizá se entienda más adelante, con el correr de los años: es la primera medalla olímpica que logró el rugby argentino. Hubo otra, también plateada, en unos Juegos, pero fue en los Panamericanos, en Guadalajara 2011, también en la modalidad de Seven, con la que el rugby concretará su ingreso estelar en los JJ.OO. en Río de Janeiro 2016.La Argentina tiene una especie de Premio Nobel en el Seven. Santiago Gómez Cora, criado en Lomas Athletic y todavía el máximo anotador de tries en el Circuito Mundial (230) y 5º en la tabla de goleadores (1178 tantos), tuvo mucho que ver con los dos hitos citados al comienzo y, fundamentalmente, con todo el desarrollo del Seven que está llevando adelante la UAR. Es el head coach de los seleccionados; nadie más indicado que él."Fueron días de gloria estos últimos. De alguna manera, los resultados positivos te dan una pauta de dónde estás parado y buenas señales sobre lo que venís haciendo. Concretamente, cuando la UAR me llamó, armamos un plan a tres años con un primer gran objetivo final en los Juegos de Río...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA