Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 28 de Octubre de 2020, expediente CIV 014901/2020

Fecha de Resolución28 de Octubre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala D

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

14901/2020

EXPERTA ASEGURADORA DE RIESGOS DE TRABAJO SA c/

RESPPONSABLE HECHO 23/03/2018 RETIRO CABA

s/INTERRUPCION DE PRESCRIPCION

Buenos Aires, de octubre de 2020.- MA

Y VISTOS. CONSIDERANDO:

La providencia de fecha 11-08-20 (fs. 9) en virtud de la cual -entre otras cosas- se tuvo por incoada la demanda y se dispuso que, previo a disponer su traslado, debía darse cumplimiento debidamente con el artículo 330 de Código Procesal dentro del plazo de cinco 15 días, bajo apercibimiento de tener a la actora por desistida de la acción, fue recurrida por dicha parte, quien -mediante un planteo de revocatoria con apelación en subsidio- expone sus quejas el 19-08-

2020 (fs. 10/13).

La demanda constituye un acto interruptivo del curso de la prescripción, pues revela suficientemente la intención del actor de ejercer su acción, aunque lo hiciera defectuosamente o ante un juez incompetente. Pero una demanda sin petición de sustanciación no es tal cosa, aunque pueda retóricamente aplicársele ese nombre. En este sentido, las demandas son expresión de pretensión para abrir juicio contradictorio; pero no trámite unilateral para lograr un efecto jurídico oponible a otro sujeto no oído.

En el caso de no requerir el pretensor la sustanciación de una expresión volitiva, no cabrá sino desestimarla; pues es imperativo ineludible derivado de la CN 18, que una demanda no pueda ser acogida sin sustanciación; salvo hipótesis de traba de medida cautelar, que no se configura en el caso (CNCom., D,

27.138/03).

Fecha de firma: 28/10/2020

Alta en sistema: 29/10/2020

Firmado por: P.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

El escrito de inicio tiene que poseer la virtualidad de avanzar en el trámite, sin dejarlo inactivo “sine die”. Desde esa perspectiva, puede el accionante realizar las diligencias tendientes a cumplir con los recaudos previstos por el art. 330 del Código Procesal, que resultan de exclusiva carga del peticionante. Sostener lo contrario implicaría admitir la consecuencia jurídica de un trámite unilateral para una actuación que por su propia naturaleza no debería serlo. Esto es, la promoción de una demanda se encuentra natural y necesariamente destinada a su sustanciación.

En igual sentido se ha expedido el Dr. P. como integrante de la sala A de esta Cámara (v. su voto en disidencia en el Expte. n° 93618/2018, del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR