El éxito, por sobre todo, para un utilitario Ellerstina

 
EXTRACTO GRATUITO

No son los tiempos de antes, cuando los dos equipos más poderosos de Palermo goleaban y se floreaban ante los provenientes de la clasificación. Ir a ver los primeros partidos del fin de semana inaugural de la competencia era repetir la misma película. Un equipo haciendo cientos de tantos contra otro que trataba de dejar la mejor imagen posible, si es que se puede lograr goleada mediante. Pero hoy esto no es así. Ahora comenzar el 119° Campeonato Argentino Abierto se relaciona con actuaciones que podrían definirse como utilitarias. El objetivo para los cabeza de serie de cada grupo es pasar el debut con una victoria (imprescindible) y si es jugando bien y por una amplia diferencia, mucho mejor. Si no, si solamente se consigue el triunfo y nada más, será cuestión de dejar correr el agua y pensar en lo que viene.El primer paso de Ellerstina Citi en este Palermo 2012 se relaciona con este concepto. Derrotó por 12-10 a La Aguada Las Monjitas y consiguió el primer objetivo: no admitir ningún tipo de sorpresas. Y una yapa: concluir con los caballos sin inconvenientes mayores para encarar la parte más dura de la competencia.Después quedará analizar los cómo, y ahí es cuando el concepto se retrotrae al polo utilitario. Ellerstina se impuso con una actuación que en otras épocas podría causar cierta preocupación para el ganador. Es que el equipo de los Pieres debió luchar para llevarse la victoria, no lució y se enredó demasiado en bochas lentas y en protestas largas. De esta manera no jugó al juego que mejor juega. Poco de bocha larga y corridas. Mucho de refunfuneo y lucha. Ninguna actuación individual para resaltar, ya que esta vez Facundo Pieres no deslumbró como suele hacerlo. Pocas virtudes colectivas para destacar, ya que no hubo el sistema de juego que este equipo ha entregado en otras ocasiones.Como atenuante puede decirse que enfrente tuvo a un rival muy duro. Las Monjitas es un equipo llegado de la clasificación que tranquilamente podría haber estado entre los seis de la Triple Corona. Y ante este contrincante la diferencia nunca fue superior a dos goles. Incluso en ciertos momentos de la segunda mitad el perdedor amenazó con acercarse más en el score y ponerle suspenso al partido.Este hecho finalmente no se produjo porque sus dos hombres de adelante, Lucas James y Cristian Laprida, no estuvieron finos en el taqueo y en la definición. Se comprometieron con eficacia en defensa, pero les faltó estar más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA