El ex jefe del FMI, otra vez en el banquillo

PARÍS.- Una vez más, Dominique Strauss-Kahn . El ex director del es juzgado por proxenetismo agravado en la ciudad francesa de Lille y corre el riesgo de ser condenado a diez años de cárcel.

Vestido con traje negro, camisa blanca y corbata azul, Strauss-Kahn llegó discretamente a la sala de audiencias del Tribunal Correccional de esa ciudad del norte de Francia, evitando los centenares de periodistas, fotógrafos y camarógrafos acreditados.

Obligado a renunciar al FMI en 2011 después de ser acusado de agredir sexualmente a una mucama del hotel Sofitel de Nueva York, ahora es juzgado por haber sido el "eje central" de "orgías" organizadas con prostitutas entre 2008 y 2011 en Lille, Washington y París.

El economista brillante, favorito para ganar las elecciones presidenciales francesas de 2012 por el Partido Socialista, no sólo corre el riesgo de pasar diez años en prisión, sino que también podría ser condenado a pagar 1,5 millones de euros de multa.

Strauss-Kahn, que ahora tiene 65 años, siempre clamó su inocencia, al afirmar que nunca supo que las mujeres que encontraba en esas veladas -que califica de "libertinas"- eran profesionales del sexo. También niega haber sido el promotor de esas citas.

Ésa será la tarea de sus abogados: demostrar la diferencia entre "libertinaje" y "proxenetismo".

Según la ley, aun cuando la prostitución no está prohibida en Francia, el proxenetismo es un delito que supone que el interesado tenga conciencia de que las mujeres de quienes utiliza los servicios o favorece la actividad se prostituyen.

La investigación reveló la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba