Evitar accidentes viales

 
EXTRACTO GRATUITO

El inicio del movimiento turístico se vio empañado por la tragedia cuando cinco personas, cuatro de ellas adolescentes, perdieron la vida el lunes último en un choque que se produjo en la ruta interbalnearia 11, en San Clemente del Tuyú.Tal vez fue una cruel ironía del destino que el hecho se produjera pocas horas antes de que el gobernador Daniel Scioli pusiera en marcha, justamente en la costa atlántica, el Operativo Sol 2012 de seguridad vial. El accidente de San Clemente del Tuyú, como otros que casi a diario se producen en rutas de todo el país, forma parte de una realidad compleja en la cual conviven un Estado en buena medida ausente y la irresponsabilidad de muchos conductores.Los 7500 efectivos y los 600 patrulleros que Scioli destinó a custodiar rutas y caminos bonaerenses reducirán sensiblemente, como ya ocurrió el verano pasado, la posibilidad de que se repitan tragedias como la mencionada, pero no van al fondo del problema, que no es otro que la falta de infraestructura acorde con los tiempos actuales.Por cierto, no puede dejar de recordarse que tanto la Agencia de Seguridad Vial, que depende del Ministerio del Interior, como la organización Luchemos por la Vida coincidieron, aunque con distintos porcentajes, en que la siniestralidad vial se ha reducido en los últimos dos años, no obstante lo cual la Argentina está aún muy por encima de los índices de mortalidad que se registran, por ejemplo, en Europa.Las estadísticas son valiosas, pero no sirven de consuelo cuando la posibilidad de que familias enteras queden destruidas está presente en muchos puntos del país que parecen marginados de las respuestas que la política debe dar.Por ejemplo, no hay explicación lógica alguna para que una ruta como la interbalnearia 11, de tránsito obligado para unir distintos puntos del Partido de la Costa, sea todavía una suerte de camino secundario de doble mano absolutamente insuficiente para satisfacer las demandas que plantea la zona, aun fuera de la temporada veraniega.Es esa ruta una clara muestra, no la única, por cierto, de cómo se manejaron los funcionarios del Estado a la hora de asignar los beneficios del crecimiento económico que tuvo la Argentina en los últimos años.No hay más que detenerse en lo que, por ejemplo, se destina al Fútbol para Todos y al montaje del enorme aparato de propaganda oficial para dudar de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA