Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 14 de Diciembre de 2012, expediente 18.409/08

Fecha de Resolución:14 de Diciembre de 2012

Poder Judicial de la Nación “EUROSISTEMAS S.A. C/ GUILLERMO DIETRICH S.A. Y OTRO S/

ORDINARIO”.

E.. N° 18.409/08 JUZG. 24 SEC. 47 - 13-14-15

En Buenos Aires, a los 14 días del mes de diciembre de dos mil doce reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, fueron traídos para conocer los autos seguidos por:

EUROSISTEMAS S.A. C/ GUILLERMO DIETRICH S.A. Y OTRO S/

ORDINARIO

, en los que según el sorteo practicado votan sucesivamente los jueces Á.O.S. y M.F.B.. Se deja constancia que intervienen solamente los Señores Jueces antes nombrados por encontrarse vacante la restante vocalía (art. 109 R.J.N.).

Estudiados los autos, la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 799/805?

El J.A.O.S. dice:

I. La sentencia de fs. 799/805 –a cuyos considerandos cabe remitirse en orden a la reseña de la cuestión litigiosa- hizo lugar parcialmente a la acción de daños y perjuicios promovida por EUROSISTEMAS S.A. contra G.D.S.A. y VOLKSWAGEN ARGENTINA S.A., condenando a las demandadas a abonar a la actora la suma de $ 8.887,78 más (Expte. 18.409/08) 1

intereses desde la fecha de cada una de las facturas mediante las cuales se justificó el daño emergente admitido hasta el efectivo pago y costas.

Para decidir así la Juez a quo circunscribió la pretensión al resarcimiento de los daños y perjuicios sufridos por “Eurosistemas” por el prolongado lapso en que el automotor -cuya posesión adquirió mediante el contrato de leasing suscripto con “Banco Finansur”- estuvo en taller para su arreglo.

Luego, reconoció la legitimación de la demandante para entablar la presente acción, con fundamento en el art. 6 de la ley 25.248. Refirió a las facultades del tomador para reclamar al vendedor del dador todos los derechos que emergen del contrato de compraventa celebrado por éste, sin necesidad de efectuarse una cesión de derechos ni de preverse contractualmente la cuestión.

A continuación, ponderó como hecho no controvertido por las partes el ingreso en taller de la demandada del rodado V.T., dominio FLA 237, donde estuvo aproximadamente 5 meses (octubre 2007 a marzo 2008) para su reparación.

No obstante no haber sido invocado por las partes como derecho aplicable, se excluyó a la pretensora del ámbito de la ley de defensa del consumidor (nro. 24.240).

Poder Judicial de la Nación Sentado ello, examinó si el tiempo en que demoró

la reparación resultó excesivo y, por ende, sus consecuencias imputables a las defendidas.

En este sentido, encontró pericialmente comprobado que el lapso usual para reparar los desperfectos en cuestión es de cinco días y medio (informe perito ingeniero,

fs. 627). Concluyó entonces que el vehículo debió estar reparado y entregado –cuanto mucho- en los primeros días de noviembre de 2007, pero recién ocurrió en marzo de 2008.

Añadió que aun cuando es cierto que “D.”

no tuvo relación negocial con la demandante -lo cual descarta la vía del incumplimiento contractual- recibió el automotor en su carácter de concesionario oficial de la fabricante,

asumiendo la carga de repararlo. Integró la red de distribución de la concedente, viabilizando la concentración vertical de los medios de producción, promoción, distribución y servicios de post-venta, lo que la hace responsable frente al cliente.

Juzgó la primer S. que la demora en la provisión de repuestos –reconocida por la terminal- es inoponible a la actora, a quien debió serle reparado su vehículo en el término máximo de 15 días, según se probó.

Explicitó que siendo la accionada importadora de vehículos,

motores y otros repuestos, cumpliendo dicha actividad de modo monopólico en relación a esa línea de productos, tiene el deber (Expte. 18.409/08) 3

de colocar esos bienes en el mercado de forma regular y a efectos de ser utilizados. Al no hacerlo, no solo perjudica a la actora, sino que potencialmente coloca a todos los eventuales adquirentes de sus productos en una clara situación de riesgo de no poder utilizarlos frente a un desperfecto, por un exagerado período. Consideró ello como razón suficiente para condenar a la automotriz.

Luego, analizó la procedencia de los rubros reclamados por “Eurosistemas”.

Desestimó la pretensión indemnizatoria por “daño emergente” para que las accionadas afronten el pago de las cuotas de leasing devengadas durante el lapso que insumió la reparación del rodado, así como las del seguro obligatorio.

Valoró la Juez a quo que el reclamo excede el marco resarcitorio del daño ocasionado por las demandadas.

Indicó que el daño emergente es la pérdida patrimonial efectivamente sufrida por la víctima, que no se configura por dichos pagos pues: i) unos hacen a la integridad del propio patrimonio del tomador y ii) los otros a la eventual vía de adquisición del bien, constituyendo los cánones una composición compleja que no contempla sólo el uso sino su eventual adquisición.

Por otra parte, admitió la indemnización por los gastos de traslado, fletes y remises, pues probado que fue que 4

Poder Judicial de la Nación el automotor no pudo ser utilizado mientras estuvo en el taller, conforme el curso ordinario y natural de las cosas la sola privación material del rodado constituye un daño resarcible (“privación de uso”), ya que se trata de un bien destinado a transporte. Condenó así al pago de $ 8.887,78 que surge de las facturas adjuntas cuya autenticidad y cancelación quedó comprobada por la prueba informativa (fs.635 y 538).

Rechazó el reclamo por “privación de uso” que “Eurosistemas” sustentó en la afectación al desarrollo de la actividad comercial que le causó la privación. Estimó la primer Magistrado que la actora se refería a la frustración de la posibilidad de lograr ingresos, lo que se traduce en “pérdida de chance”. Debido a la falta de prueba del posible beneficio económico del que se vio privada la pretensora por no contar con el rodado, desestimó el rubro.

  1. ) El fallo fue apelado por “Volkswagen”, cuyo memorial está glosado a fs. 827/834, respondidos a fs. 841/43

    por “Eurosistemas”.

    También la actora recurrió la sentencia, quien fundó su recurso con la expresión de agravios de fs. 838/39,

    replicada por las demandadas a fs. 845/47 y fs. 850/1.

    A fs. 835 se tuvo por desistido el recurso impetrado por G.D. S.A.

  2. ) Critica la accionante: i) el rechazo del (Expte. 18.409/08) 5

    reclamo por “daño emergente” y ii) la denegación del rubro “privación de uso”, que –a su criterio- se confundió con el “lucro cesante” o la “pérdida de chance”.

  3. ) De su lado, “Volkswagen” se agravia por la condena en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba