Europa se moviliza para contener la tragedia en el Mediterráneo

PARÍS.- Conminada a actuar cuanto antes para poner término al que pierden sus vidas en las aguas del Mediterráneo, la Unión Europea (UE) anunció ayer una de jefes de Estado y de gobierno para pasado mañana en Bruselas.

En forma simultánea, los ministros de Relaciones Exteriores y del Interior se reunieron en Luxemburgo para analizar esas tragedias -que se aceleraron en las últimas semanas- y estudiar eventuales medidas para impedirlas.

El naufragio del domingo, que habría provocado por lo menos 700 muertos frente a las costas libias, fue sin duda el peor de todos. Pero otros barcos llenos de migrantes clandestinos estaban ayer en . Ese flujo, que hoy se explica con el caos libio, es incesante desde hace tiempo. Según el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), unas 35.000 personas atravesaron el Mediterráneo desde comienzos de año.

Frente a esta situación, los responsables europeos deberían poner punto final a sus históricas tergiversaciones. "Es un deber moral", declaró ayer la jefa de la diplomacia europea, la italiana Federica Mogherini. A su juicio, son indispensables una mayor presencia europea en el mar y una distribución equitativa de las responsabilidades para acoger a migrantes y refugiados.

En Luxemburgo, además de eventuales "acciones específicas" contra los traficantes, evocadas por los responsables italianos, los 28 analizaron otras opciones. El plan que estará en la mesa de discusiones de la cumbre del jueves consta de 10 puntos e incluye la estrategia que debía presentar, a mediados de mayo, la Comisión Europea.

"Los acontecimientos nos superaron", reconoció ayer el comisario europeo para la Inmigración, Dimitris Avramopulos.

En todo caso, hoy parece inevitable un refuerzo urgente de medios civiles y militares de salvataje cerca de las costas libias, según fuentes diplomáticas. Sería algo así como hacer renacer la operación de socorro Mare Nostrum, a la cual Italia debió renunciar hace seis meses por falta de medios financieros y de apoyo dentro de la UE. En otras palabras, proceder a la búsqueda sistemática de barcazas, pateras y otros "barcos de la muerte" que se lanzan al mar desde las costas del norte de África, desde Egipto hasta Marruecos.

"Muchos evocan una operación como la que la comunidad internacional organizó en el golfo de Adén contra los piratas somalíes, con gran éxito", precisa una fuente europea. "Estamos hablando de una operación de salvataje a gran escala, de una misión que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba