Las estaciones de servicio amenazan con suspender las tarjetas de crédito

 
EXTRACTO GRATUITO

Pese a la nueva gestión en la Casa de Gobierno y el cambio de modelo económico, algunos problemas se presentan de manera recurrente en la Argentina. Anteayer por la tarde, una asamblea plenaria de Cecha, la confederación que reúne a los dueños de estaciones de servicio de casi todo el país, decidió suspender paulatinamente a partir del 1º de enero próximo el uso de tarjetas de crédito para pagar las cargas de nafta y gasoil, por lo que los automovilistas deberán recurrir al débito o al efectivo para cancelar la compra, en una época en que suelen faltar los billetes por las Fiestas. Inicialmente, la aplicación de la medida implicará una restricción por horas y durante los fines de semana.

Es un golpe de timón por parte de los dueños de las bocas de expendio para llamarles la atención a Prisma (la empresa dueña de Visa , Banelco, Pagomiscuentas y Monedero, entre otras marcas) y a las tarjetas de crédito en general con vistas a que les reduzcan las comisiones que deben pagar los expendedores, así como también los tiempos de acreditación de los fondos.

"Las comisiones que les pagamos a las tarjetas representan entre un 15 y un 20% neto del total de nuestro margen de ganancia sobre la venta de combustibles. A eso se le suma un 30% más que nos retienen impositivamente. Si bien es un costo financiero, en muchos casos se transforma en económico, porque las estaciones de servicio tenemos constante saldo a favor en impuestos, sin posibilidad de utilizarlo", explicó a LA NACION Carlos Gold, presidente de Cecha.

En el caso de las tarjetas de débito, las estaciones de servicio pagan 1% de comisión y reciben los fondos a las 48 horas de realizada la operación. Pero cuando un usuario paga con crédito las comisiones oscilan desde el 1,3% a 1,5%, según las pymes.

En cambio, según los expendedores de tarjetas, que pidieron hablar en off the record, el arancel por la de crédito es de 1,25% (a diferencia de lo que plantean los estacioneros) y está entre los más bajos del mundo. Además, sostienen que el plazo de pago es de 18 días (no de 28) para una operación que implica financiamiento y, al mismo tiempo, garantía total de cobro.

Según la bandera que tenga su estación, un empresario pyme se queda con entre un 10% y un 12% de margen de cada litro de combustible que vende. De allí tienen que descontar los costos y obtener su utilidad.

A principios del año pasado y en 2015 los dueños de estaciones de servicio volvieron a mostrar resistencia para utilizar el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA