Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 17 de Febrero de 2017, expediente CNT 041523/2012/CA001

Fecha de Resolución17 de Febrero de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110084 EXPEDIENTE NRO.: 41523/2012 AUTOS: ESPINOSA F.R. c/ BRUJULA S.A. s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 17 de febrero de 2017 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de la instancia anterior se alza la parte demandada a tenor del memorial obrante a fs. 241/246.

Se queja la accionada por cuanto, tras considerar injustificada la decisión resolutoria adoptada por la empleadora, la Judicante de la anterior instancia la condenó a abonar las indemnizaciones previstas en los arts. 232, 233 y 245 de la L.C.T.

Cuestiona que la Dra. A.B. hubiera puesto a su cargo la prueba de la injuria invocada para extinguir el vínculo laboral que lo unía con E., en tanto según entiende, el actor reconoció en la demanda haber dormido en su trabajo al menos en una de las dos ocasiones en las que fue encontrado, por lo que a él le incumbía acreditar un motivo valedero que permitiera justificar su omisión de vigilar, para dedicarse al sueño en lugar y horario de trabajo. Sostiene que dicho reconocimiento se extrae del libelo inicial, en el que E. calificó el incumplimiento de extemporáneo, desproporcionado y sin gravedad suficiente para considerarlo como injuria grave para extinguir el vínculo laboral.

No hay controversia en autos acerca de que la relación de trabajo habida entre las partes se extinguió mediante misiva cursada por la empleadora con fecha 6/10/11 en la que se le imputa al dependiente “…su falta de prestación cometida el día 30/09/11, consistente en haber sido sorprendido a las 03.30 hs. por el Supervisor Cano y S.C., durmiendo acostado en una banqueta en su puesto de trabajo, sector denominado WB, y por la falta de prestación cometida el día 05/10/11, consistente en haber sido sorprendido a las 04.15 hs. por el Supervisor Cano y el V.C., sentado dormido, dentro de un contenedor, en el sector importación Bloque F05-06, ambos hechos en interior del establecimiento de la firma BACTSSA sita en Calle 8 y E. s/nº

de Capital…” (fs. 25).

La causal así invocada, rechazada por el actor por comunicación telegráfica del 13/10/11 (fs. 26) fue, contrariamente a lo que arguye la quejosa, Fecha de firma: 17/02/2017 desconocida también en la demanda al referir el trabajador puntualmente que “la decisión Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20167696#171645944#20170220102447149 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II de la accionada de romper el vínculo deviene manifiestamente maliciosa, toda vez que el incidente que relata y que utiliza como fundamento no ocurrió”. No obstante ello, sostuvo el accionante que el distracto del que fue víctima no se encuadra dentro de las formalidades previstas en la LCT, toda vez que devino exagerado y desproporcionado, dado la ausencia de sanciones anteriores por inconducta alguna. De hecho refirió que “de haber sido cierta la situación falazmente denunciada estaríamos en presencia de claro incumplimiento del art. 81 LCT por parte de mis empleadores, es decir trato desigual dispensado hacia mi persona respecto a mis compañeros en idénticas situaciones”.

De tal modo, lejos estuvo el actor de reconocer haber estado durmiendo en horario de trabajo, siendo en consecuencia carga de la empleadora acreditar dicha circunstancia (art. 377 del CPCCN).

Sin embargo, tal como concluyó la Sra. Juez de la anterior instancia, la prueba rendida en la causa resulta insuficiente para demostrar las inconductas imputadas como fundamento del despido del actor.

En efecto, los informes de fecha 30/9/11 que obran a fs. 58 y 59 suscriptos por el Responsable de Turno, D.C. y el Supervisor, G.Á.C., respectivamente, que refieren haber encontrado al actor R.E. acostado en un banco dentro de la garita completamente dormido y debajo de la cámara de video de la terminal, no fueron refrendados mediante la prueba rendida en las presentes...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR