Las espinas del modelo

 
EXTRACTO GRATUITO

Son sólo tres carillas, pero paralizaron a varios gerentes. Llegaron a cadenas de supermercados, laboratorios y empresas de consumo masivo, llevan la firma de Humberto Guardia Mendonça, vice primero de la Comisión de Defensa de la Competencia, y exigen a cada compañía una radiografía que parece de otra época: los estados contables de los últimos cinco años, margen bruto y canales de distribución por línea de producto, condiciones de venta, descuentos y bonificaciones por tipo de cliente, costos, participación de mercado por rubro, ventas mensuales y proyección de uso de capacidad instalada para los próximos dos años. Es decir, que cada corporación le revele al Gobierno su política comercial.

Augusto Costa, sucesor de Guillermo Moreno y responsable del envío, no pudo haber elegido un mejor homenaje a la planificación centralizada que pregona su jefe, Axel Kicillof. Ya en 2012, en un encuentro en el banco Mariva que los anfitriones niegan pero que este diario confirmó, el ahora ministro de Economía lo había expuesto ante un grupo pequeño de inversores extranjeros: una de las razones de la caída de la Unión Soviética, deslizó, es que no tuvo el sistema de acceso a la información de los gobiernos actuales. "Las planillas de Excel con que contamos nosotros y la AFIP", especificó.

La carta de Costa parece un trabajo práctico de aquella tesis. "Por último -ordena-, hágase saber que deberá presentar la información solicitada en soporte digital y formato Excel, teniendo en consideración que, para los puntos 1 y 2, deberá presentar un archivo por cada uno de los 5 años, desde enero de 2009 hasta la fecha, debiendo confeccionar por solapa la información de cada mes y respetando el formato de los cuadros indicado."

Hay diez días para contestar. Suficiente para sumarle urgencias a un contexto en el que conviven otras consternaciones corporativas, como dos proyectos de ley también resistidos: el del diputado Recalde, que prevé declarar "de interés público" y "sujeto a expropiación" todo tipo de bienes, y el de Aníbal Fernández, que obliga a las compañías a pagar, antes de cualquier apelación o explicación, todas las multas con que sancione el Poder Ejecutivo.

La atmósfera creada es un daño aún no inventariado por quienes aspiran a suceder a Cristina Kirchner. Hace tiempo que las empresas han decidido evitar aquí inversiones importantes y, lo que es peor, toman como natural esa discrecionalidad del poder. Falta un año y medio para diciembre de 2015: este...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA