Un esperado pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que confirma tácitamente la política estatal antiabortista

Autor:María Florencia Parsons
Cargo:Auxiliar letrada del Juzgado de Garantías nro. 2 del Departamento Judicial Bahía Blanca
Páginas:93-111
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
9
9
3
3
II
Un esperado pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
que confirma tácitamente la política estatal antiabortista
por María Florencia Parsons*
Sumario
§1.- Introducción.-
§2. Nociones previas.-
a. Bien jurídico protegido en el delito de aborto.
b. Inicio de la vida humana.
c. El reticente reconocimiento jurisprudencial del aborto terapéutico.
§3.- La anencefalia y la finalización anticipada del embarazo.-
a. La anencefalia y la muerte, dos precisiones médicas.
b. Corte Suprema de Justicia de la Nación “T,S c/Gobierno de la Ciudad de Buenos
Aires s/Amparo”.
c. Bienes jurídicos en juego. ¿Problema de reglas o de principios? El rol de la bioética.
d. Exclusión del aborto.
e.- Análisis de la normativa internacional con jerarquía constitucional.
§4. Consideraciones finales.
Bibliografía.
§1.- Introducción.- A través del presente trabajo me propongo exponer la
problemática originada en torno a la mujer embarazada que no será madre, atento
engendrar un feto que, al padecer anencefalia resulta inviable; expo niendo en éste
sentido los obstáculos que debe sortear a fin de lograr el reconocimiento del
derecho a abortar que posee expresamente consagrado en estos casos, por
encontrarse justificada o bien resultar atípica dicha conducta - según la teoría
general del delito que se siga -, por aplicación del aborto terapéutico previsto en la
segunda parte del Código Penal (artículo 86 inciso primero del citado texto legal).
Análisis que he de focalizar en primer término delineando cuestiones
previas que considero imprescindibles a los fines de poder abordar esta temática
la que entiendo presenta especificaciones técnicas, ajenas a la materia penal, que
requieren definición. Y así, una vez delineado el aborto, determinar cuál es el
bien jurídico que se protege mediante éste tipo penal, qué bienes jurídicos están
en juego y cuando resulta posible en términos fácticos llevarlo a cabo.
Para luego fundamentar que particularmente en el caso a exponer - fetos
afectados con anencefalia - el aborto resulta legal, d eviniendo por ello innecesaria
* Auxiliar letrada del Juzgado de Garantías nro. 2 del Departamento Judicial Bahía Blanca.
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
9
9
4
4
la jud icialización de la práctica médica como requisito de realización y aseverar
incluso, más allá de ello, que aún de no encontrarse específicamente
despenalizada la práctica en esos casos, la misma no resulta antijurídica al estar
abarcada, por la causa de justificación genérica prevista en la primera parte del
Código Penal, a través del estado de necesidad justificante.
Siendo la finalidad del presente trabajo destacar, tanto la trascendencia de
la bioética a la hora de decidir éste tipo de cuestiones, como la posición
desventajosa en la que se encuentran aquellas mujeres que carecen de recursos
económicos para someterse a la medicina privada cuando de reconocimiento de
derechos se trata y finalmente destacar que nuestro más alto Tribunal tácitamente
ha confirmado la política estatal antiabortista a través del fallo “T, S c/Gobierno
de la ciudad de Buenos Aires s/Amparo”21 de fecha 11 de enero de 2001, posición
que registra un claro basamento moral sin fundamentación jurídica.
§2.-.-Nociones previas
a. Bien Jurídico protegido en el delito de aborto.- Ahora bien, el delito de aborto,
que penaliza la acción de provocar el no nacimiento del feto, se encuentra previsto
en el título primero de la parte especial del Código Penal que tiene por fin reunir
aquellos delitos que protegen la vida como bien jurídico.
Y es en relación a éste punto en el que resulta necesario establecer una
primera distinción, por cuanto si bien la vida es resguardada, por el ordenamiento
jurídico todo, desde su inicio hasta la muerte, lo cierto es que dicho bien jurídico
recibe una protección de diferente intensidad conforme a si se trata de proteger la
vida humana en formación, es decir la vida intrauterina, o la vida humana
independiente, rasgo q ue claramente se desprende de una lectura comparativa de
las penas previstas tanto para el delito de homicidio que protege a la persona ya
nacida como la estipulada en el delito de aborto que protege a la persona por
nacer.
En suma, como afirma Edgardo Alberto Donna “De lo que no hay duda, en
principio, para nuestro ordenamiento legal, es de que la vida se protege desde la
concepción hasta la muerte, pero lo que cambia es la fuerza de la protección.
21 C.S.J.N., “T.,S. c/Gobierno de la C iudad de Buenos Aires s/Amparo”, 2001, Nueva Doctrina
Penal, 2000, p. 735-756.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA