Un especialista en regulación ganó el Nobel de Economía

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.- Su nombre estaba desde hacía días en boca de todos como posible candidato al Nobel de Economía. Esas sospechas se concretaron ayer, cuando el comité de la Academia Real de Ciencias de Suecia por sus trabajos sobre el poder del mercado y las regulaciones. Según la Academia, el economista, de 61 años, logró "progresos teóricos y contribuciones en varios terrenos. Pero, sobre todo, facilitó la comprensión y la regulación de las industrias [dominadas] por un puñado de poderosas empresas".En otros términos, se convirtió en un especialista en determinar cómo, cuánto y de qué manera regular a las empresas en los casos en que hay oligopolio o monopolio. Ese trabajo le permitió convertirse en el tercer francés en quedarse en el rubro Economía con del mundo. "Numerosos mercados están dominados por algunas empresas que influyen sobre los precios, los volúmenes y la calidad, pero la teoría económica no se ocupa de esos casos, conocidos como oligopolios. Por el contrario, presupone que sólo hay un monopolio o bien una situación de competencia perfecta", dijo ayer Tirole.En esos casos, no serían necesarias las regulaciones.El aporte de Tirole fue demostrar la necesidad de regular las industrias oligopólicas y monopólicas. Para ello investigó utilizando nuevos marcos conceptuales, como la teoría de juegos, que intenta analizar las adaptaciones recíprocas de los diferentes actores.Las últimas décadas han estado marcadas por movimientos de concentración industrial y la emergencia de empresas en situación oligopólica, sobre todo en el sector de la tecnología, como Microsoft o Google.La crisis financiera planteó la cuestión de los bancos "demasiado grandes para quebrar" (y que la garantía de los Estados protegió, sobre todo después de la crisis de 2008), originadas en fusiones producto de la desregulación financiera.Las privatizaciones también facilitaron la aparición de mercados dominados por oligopolios."Numerosos gobiernos abrieron monopolios públicos a actores privados. Eso se produjo en los ferrocarriles, las rutas, el agua, los correos y las telecomunicaciones. Pero también en los servicios educativos y sanitarios. Los resultados de esas experiencias fueron limitados y fue con frecuencia bastante difícil conseguir que esas empresas se comportaran como hubiesen debido", afirmó el Comité del Nobel en sus comentarios.Treinta años de trabajoLos trabajos realizados por Tirole entre 1980 y 1990 se centraron en la duración de los contratos con el sector privado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA