Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala F, 9 de Mayo de 2019, expediente COM 014077/2016/CA001

Fecha de Resolución: 9 de Mayo de 2019
Emisor:Camara Comercial - Sala F
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires a los 9 días del mes de mayo de dos mil diecinueve, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la S. de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos “ESIN CONSULTORA S.A. CONTRA TALLERES NAVALES DARSENA NORTE S.A.C.I.Y.N. S/ ORDINARIO” (Expte. COM 14077/2016/CA1)

en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el art. 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: Vocalía N° 16, 18, 17.

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 160/167?

La Señora Juez de Cámara Doctora A.N.T. dice: I.A. de la causa.

a. E. Consultora S.A. (en adelante, “E.S.A.”) inició demanda contra Talleres Navales Dársena Norte S.A.C. I. y N (en adelante, “Tandanor”)

por cobro de facturas por $ 375.376,32; monto en el que incluyó capital, IVA e intereses. Solicitó la imposición de costas a la defendida.

Expuso la accionante que la deuda aquí reclamada tiene origen en los servicios de asesoramiento de ingeniería electrónica que prestó a la accionada para la puesta en servicio de la planta compulsora del buque A.I., cuya contratación ésta autorizó mediante orden de compra n° 54.126.

Señaló E. S.A. que por tales servicios emitió las facturas n°

2142, n° 2145; n° 2154, n° 2155 y n° 2156, cada una por $ 52.000 más I.V.A. y que conforme surge de esos instrumentos la accionada las recibió y no impugnó.

Dijo que el 4.4.16 la intimó al pago por carta documento mas no recibió respuesta.

Fecha de firma: 09/05/2019 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.L., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #28591780#233702689#20190508113450963 Poder Judicial de la Nación Ofreció prueba documental y fundó en derecho su pretensión.

b. A fs. 49/59 Tandanor contestó demanda. Solicitó el rechazo de la acción con expresa imposición de costas. Negó todos y cada uno de los hechos expuestos en el escrito de inicio y desconoció la autenticidad y recepción de los documentos.

Como argumento de su defensa expuso Tandanor que la actora no acreditó el contrato que origina su crédito; no explicó en qué consistieron los servicios de consultoría en ingeniería electrónica que dijo haberle prestado; no adjuntó planos, dibujos, bocetos, memorandums, partes de obra u otro elemento que permitiera probar la contratación; ni tampoco la efectiva prestación del servicio que hubiera dado causa a las facturas aquí

reclamadas.

USO OFICIAL Señaló que “este tipo de “servicio” es uno más de las tantas pretendidas contrataciones, con la que la nueva administración de TANDANOR, que es una empresa que pertenece al Estado Nacional, se encontró como herencia de la administración anterior” (v. fs. 56, el destacado es del original); así, alegó que no debía extrañarles que las supuestas facturas carecieran de causa.

No ofreció prueba y no fundó en derecho su pretensión. II. La sentencia de primera instancia.

La sentencia de fs. 160/67 hizo lugar a la demanda y condenó a Tandanor a pagar al actor $ 314.600, con más los intereses y las costas.

Para así decidir juzgó que de la prueba pericial contable, no impugnada por las partes, realizada sobre los libros de la defendida, surgían asentadas las órdenes de compra n° 54126, n° 58145, n° 58197 y n° 58198 y algunos pagos parciales.

Fecha de firma: 09/05/2019 Firmado por: A.N.T., PRESIDENTA DE LA SALA F Firmado por: R.F.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.L., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.F.E., SECRETARIA DE CAMARA #28591780#233702689#20190508113450963 Poder Judicial de la Nación Tras ello refirió al art. 330 del CCyCN., el que establece que los registros constituyen una prueba en contra de quien los lleva, sin admitirse otra en contrario. Meritó que tales constancias importaban una confesión escrita extrajudicial de cuya sinceridad no podía sospecharse por ser contraria al interés de quien lo hizo.

Añadió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA