Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 19 de Junio de 2019, expediente CIV 046244/2014/CA001

Fecha de Resolución19 de Junio de 2019
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M 46244/2014 ESCOBAR, J.D. c/ CLINICA DE LA CUIDAD Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS - RESP. PROF. MEDICOS Y AUX.

ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de junio del año dos mil diecinueve, hallándose reunidas las señoras jueces de la S. “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. E.M.D. de V., M.I.B. y M. De los Santos, a fin de pronunciarse en los autos “E., J.D. c/ Clínica de la Ciudad y otros s/ Daños y perjuicios”, expediente N° 46244/2014, la Dra. D. de V. dijo:

I-.En su sentencia de fs. 316/322, el Dr. Fernando Jorge

V. Cesari rechazó la demanda interpuesta por J.D.E. contra “Clínica de la Ciudad” y “OSPERYN” Obra Social de los encargados de edificios de renta y propiedad horizontal, por los daños y perjuicios derivados del tratamiento que recibió con motivo de su afección renal, que concluyó con una nefrectomía del riñón izquierdo. El accionante adujo que fue internado varias veces entre el 16 de enero y el 12 de mayo de 2012 y que la atención médica que recibió en aquellas oportunidades fue lo que provocó la necesidad de extraer el órgano.

Fue citada en garantía Sancor Cooperativa de Seguros Limitada, como aseguradora de OSPERYH.

El actor, encargado de edificio, comenzó a sufrir problemas renales en el 2011, año en el que comenzó a atenderse por ese motivo en el Sanatorio San José perteneciente a su Obra Social, donde se le diagnosticó que padecía cálculos.

Posteriormente fue derivado a la Clínica de la Ciudad, donde se internó el 16 de enero de 2012 para realizarle una litroticia. Luego del alta y ante la aparición de dolores molestias y fiebre, debió regresar a la clínica y recibir tratamiento en tres oportunidades. Finalmente, con motivo de un derrame pleural y debido a su condición, le fue extirpado el riñón.

El sentenciante de grado rechazó la demanda luego de concluir que el paciente había sido correctamente tratado durante sus internación en la Clínica Ciudad, resultando adecuada el alta sanatorial a la evolución de su enfermedad y justificada a fin de evitar ponerlo en mayor riesgo frente a infecciones intrahospitalarias. No encontró en cambio, prueba suficiente en autos respecto a Fecha de firma: 19/06/2019 Alta en sistema: 17/07/2019 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: A.P.R., PROSECRETARIO LETRADO #21101439#235627037#20190614162511308 que la misma, tal como sostuvo el accionante, fuera el causante de la necesidad de extirparle el riñón izquierdo.

El fallo solo fue apelado por la parte actora, que en su expresión de agravios manifestó su disconformidad con la valoración realizada por el sentenciante de grado en cuanto a las decisiones médicas que derivaron en la nefrectomía. Refirió que el paciente no había sido adecuadamente informado sobre todas las opciones terapéuticas disponibles al momento de iniciar su tratamiento.

Calificó de temeraria la realización de la litotricia percutánea como primer tratamiento. Señaló como arbitraria a la sentencia y poco clara a la pericia realizada. Mencionó al respecto que la bibliografía medica especializada en la materia, recomendaba otro procedimiento. Solicitó la revocatoria de la sentencia y la imposición de costas a las partes demandadas.

II-.El actual artículo 7 del nuevo Código Civil y Comercial, básicamente reproduce el artículo 3° del Código según la reforma de la ley 17.711, que ya contenía el principio del llamado consumo jurídico, o sea que establecía la ultra actividad de la ley anterior frente a aquellas relaciones “consumidas” durante la vigencia de la ley previa. No cabe duda pues que lo referente a la responsabilidad en este caso, debe ser juzgada según la ley vigente al momento de los hechos objeto de estudio.

El apelante no cuestionó el marco jurídico -de carácter contractual-

que lo ligó con los accionados, a partir del cual el señor Juez A quo examinó el caso. Por tanto, me remito en lo pertinente a esos fundamentos que también comparto.

Por lo demás, la imputación de responsabilidad al médico por su actuación profesional, requiere la concurrencia de diversos elementos definitorios de la ilicitud; en primer lugar la culpa (C.., S.G., L. 169-621, del 23-6-95).

En efecto, es bien sabido que los profesionales de la salud no se obligan a lograr la recuperación del paciente, sino que se comprometen a proporcionarle todos los cuidados que requiera según el estado de la ciencia. Por tal razón, en los juicios sobre mala praxis médica la prueba de la culpa es fundamental y –en principio-

debe ser acreditada por quien la alega. Es el efecto natural de las obligaciones que se caracterizan como de medios, que supone que el deudor sólo se obliga al desarrollo de una actividad o conducta diligente y de conformidad con la lex artis (conf. Asúa, C.I., “Responsabilidad civil médica”, en “Tratado de la responsabilidad civil” dir. F.R.C., T.A., reimpresión 2007, p. 1179 ss., B.A., J., "Responsabilidad civil de los Fecha de firma: 19/06/2019 Alta en sistema: 17/07/2019 Firmado por: M.A. DE LOS SANTOS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: E.D.D.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: A.P.R., PROSECRETARIO LETRADO #21101439#235627037#20190614162511308 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M médicos en el ejercicio de su profesión", cit., LL 1976-C, 63; Y., B., P., B. “Responsabilidad profesional de los médicos”, ed. Universidad, 141; C.., sala C, del voto del D.B., del 6-4-76, en L.L. 1976-C, 69, anotado por B.A.; V.F., “La obligación de seguridad en la responsabilidad civil y en el contrato de trabajo”, ed.Vélez S., 1988, 157; B., A.J.“. civil de los médicos”, tº 1, pág. 380 ss; A., L.O. “La responsabilidad médica”, Z., tº 29, D 126; C.., S. D, del 7-6-2005, M., S.M.c.L., L.E. , La Ley Online).

Para apreciar en un caso concreto si se cumple o no la conducta esperada, deberán tenerse en cuenta las especiales características...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR