Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala L, 28 de Junio de 2016, expediente CIV 032860/2011

Fecha de Resolución28 de Junio de 2016
EmisorCamara Civil - Sala L

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L Expte n° 32.860/11 -Juzg. 98- “E., A. L. c/ Centro Médico San Jerónimo S.A s/ daños y perjuicios - resp. prof. médicos y aux.”

En Buenos Aires, a los días del mes de junio del año dos mil dieciseis, encontrándose reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la S. “L” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil a fin de pronunciarse en el expediente caratulado “E. A. L.

c/ Centro Médico San Jerónimo S.A s/ daños y perjuicios” de acuerdo al orden del sorteo la Dra. P.P. dijo:

  1. Contra la sentencia dictada a fs. 598/620, recurre la parte demanda OSDE, por los agravios que expone a fs. 687/693 -contestados a fs. 734/736; el demandado M J D P por los que expresa a fs. 697/704 y a los que adhirió su aseguradora Seguros Médicos S.A.a fs. 706 –replicados a fs. 728/732- y la parte actora por los que esgrime a fs. 708/715 –respondidos a fs. 724/726 y 739/744-.

  2. La sentencia de primera instancia hizo lugar parcialmente a la demanda promovida por A.L.E. por medio de la cual la nombrada reclamó la indemnización de los daños y perjuicios que le habría ocasionado la mala praxis médica que atribuyó al Dr. J M D P, al Centro Médico San Jerónimo S.A. y a OSDE S.A..-

    La condena se hizo extensiva a las aseguradoras El Progreso Seguros S.A. –Centro Médico- y Seguros Médicos S.A.-D P-.- Para así decidirlo, el Sr. J. de primera instancia, tuvo por acreditado que el proctólogo llevó a cabo una videocolonoscopía, previamente programada con la actora, en el mes de Julio de 2008; que al momento de la intervención quirúrgica, el demandado conocía los antecedentes médicos de la Sra. E.; y que no le hizo firmar el respectivo consentimiento informado sobre las características del estudio a realizar.-

    Imputó al médico la perforación del intestino de la actora durante el desarrollo de la VCC, por falta de la debida diligencia, al Fecha de firma: 28/06/2016 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13376626#156441592#20160627120126971 no considerar los antecedentes médicos de la víctima, que no desconocía.

    También consideró que en la atención posterior de la paciente, tampoco se ajustó a las reglas del arte o la profesión, ya que luego del retiro de aquella del nosocomio, no se demostró que mediara consentimiento informado sobre los riesgos que traía aparejado su estado y las consecuencias que podría traer abandonar la atención médica.

    Respecto de los agravios, la demandada OSDE cuestiona que la sentencia, para condenarlo, no se haya basado en el dictamen pericial y las aclaraciones producidas por el Dr. F.C..

    Además, se quejó porque el magistrado no considerara acreditado el consentimiento informado por parte de la actora respecto del procedimiento que se le efectuó.-

    Por su parte, los codemandados D P y Seguros Médicos S.A., se agraviaron porque estimaron incorrecta la valoración de la pericial médica, de la supuesta falta de consentimiento informado, de las diferencias entre la historia clínica secuestrada y la acompañada por la institución demandada; por considerar excesivos los montos de las indemnizaciones otorgadas y por la imposición de costas.

    Finalmente, la actora por su parte, cuestionó el análisis hecho de la pericia médica, y se quejó de las bajas sumas fijadas para los distintos rubros declarados procedentes; la no discriminación de los rubros lesión estética y daño moral, y los intereses fijados

  3. Analizaré las quejas planteadas aclarando quetendré en cuenta la normativa vigente al momento en que sucedieron los hechos para analizar la responsabilidad y sus efectos. Ello será así, por cuanto los efectos de las relaciones jurídicas se rigen por la ley vigente al momento en que éstos se producen (conf. art. 7 CCyC; K. en “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y Fecha de firma: 28/06/2016 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13376626#156441592#20160627120126971 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L situaciones jurídicas existentes”, pág. 32 y sgtes., ed. Rubinzal –

    Culzoni).

    En el caso específico de la responsabilidad médica, tiene en sí

    misma una sustancialidad y agilidad que permite hablar de un “microsistema normativo”, que está mínimamente regulado por el Código Civil, resultando prioritarias las normas administrativas, las leyes que regulan la profesión, la del seguro de salud, la jurisprudencia y la doctrina, siendo parte de la labor jurídica, atender también el contexto en que se ejerce esta profesión. Tratándose de responsabilidad médica, cada caso debe ser resuelto con un alto criterio de equidad, sin excesiva liberalidad para no consagrar prácticamente la impunidad con el consiguiente peligro para el enfermo, y sin excesiva severidad que lleve a tornar imposible el ejercicio de la medicina (conf. T.R.–.L.M. en “Tratado de Responsabilidad Civil Tº II, pág. 408, punto 3).

    Encontrándose comprometidos los derechos esenciales a la vida y a la dignidad de las personas, no cabe tolerar ni legitimar comportamientos indiferentes o superficiales, que resultan incompatibles con el recto ejercicio de la medicina (conf. CSJN, 30/10/89 en JA 1990-II-126).

    En cuanto a la carga probatoria que el recurrente hace caer en la actora, debe decirse que rige en el caso, la teoría de la carga dinámica de la prueba -aplicable al caso en función de la complejidad y aspectos científicos que no pueden dejar de considerarse para resolver.

    Ella indica que debe aportar el material probatorio quien está en mejores condiciones para hacerlo, ya sea por su carácter de guardador, conocedor del tema ó proximidad con dicho material; en su defecto, el incumplimiento injustificado genera una fuerte presunción en contra del responsable de dicho material.

    Tratándose de hechos de complejidad técnica y conforme a esta teoría, la carga debe soportarla quien esté en mejores condiciones de Fecha de firma: 28/06/2016 Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA #13376626#156441592#20160627120126971 demostrarla, de modo tal que ambas partes deben acreditar sus derechos y desvirtuar sus responsabilidades como forma de colaborar en el logro de una aplicación mas justa del derecho; una conducta pasiva en materia probatoria, constituiría una violación a elementales principios de buena fe (conf. C.. S. D en LL-1992-58l). La doctrina de las cargas probatorias dinámicas impone una cierta colaboración entre la actora y la demandada en la resolución del material probatorio (P., J.W. en “Soluciones procesales, pág. 206, Ed. Juris) y por ello la carga debe recaer en quien se halla en mejor situación de aportar pruebas tendientes a obtener la verdad objetiva; de manera tal que el “onusprobandi” se desplaza a esa parte en pro de la igualdad de las partes en el proceso, y del valor justicia (conf. Airasca, I.M. en “Cargas probatorias dinámicas” en LLLitoral 2.003 (mayo), 543).

    No obstante ello...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR