Escándalo en el ejército de Chile

SANTIAGO, Chile.- Homosexuales, testigos de Jehová, drogadictos y ciudadanos pobres: todo candidato que cuadre en estos criterios debe ser excluido de la selección para el servicio militar, según una norma del ejército chileno que fue filtrada a la prensa.La noticia gatilló un rechazo de todo el arco político y las organizaciones civiles menos de dos meses después de que se aprobara la ley antidiscriminación, que castiga con severas penas cualquier asomo de segregación en el ámbito público y privado.Esa ley fue aprobada el 24 de julio, a raíz de la conmoción que provocó la muerte de un joven homosexual a manos de una patota neonazi, para sancionar actos discriminatorios motivados por sexo, raza o condición social.El punto número 5 de la nueva norma castrense, firmada por el general y comandante de la Primera División del ejército, con base en Antofagasta, Cristián Chateau, establece los siguientes criterios de reclutamiento:"Se deberá reclutar a los ciudadanos más idóneos, moral e intelectualmente capacitados (...) y excluir a aquellos que presenten problemas de salud física, mental, socioeconómica, delictual, consumidores de drogas, homosexuales, objetores de conciencia y testigos de Jehová."El documento también pide mantener "el control e investigación" durante todo el período de conscripción ante la posibilidad de que los candidatos "con inconvenientes" no hayan sido "detectados" en la fase inicial.Por último, se ordena poner "especial cuidado" en las relaciones que los soldados puedan mantener con "ciudadanas de países limítrofes".En diálogo con LA NACION, el presidente del Movimiento de Liberación Homosexual, Rolando Jiménez, exigió la renuncia del general Chateau...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba